sábado 24/10/20

Las estimaciones dan una amplia victoria a Anne Hidalgo en París

Los líderes políticos piden al Gobierno que no se celebre la segunda vuelta de las municipales
La candidata socialista a la alcaldía de París, Anne Hidalgo, es recibida por sus compañeros.

La alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo, obtiene una amplia victoria para revalidar su cargo en la capital francesa, por delante de la candidata conservadora Rachida Dati, según las primeras estimaciones de voto difundidas por los medios franceses al cierre de esta edición.

La regidora francoespañola obtendría alrededor de un 30% de los sufragios, mientras que Dati acabaría con un 22%, y la candidata del partido macronista, Agnès Buzyn, se haría con un 17%, en unas elecciones con una fuerte abstención y muy marcadas por la epidemia del coronavirus.

La ventaja que los institutos demoscópicos otorgan a Hidalgo al cierre de esta edición que está muy por encima de lo que reflejaron los sondeos durante la campaña.

En otras grandes ciudades francesas, la jornada pareció especialmente propicia para los candidatos de Europa Ecología Los Verdes, que llegarían en primer lugar en plazas fuertes como Lyon, Estrasburgo, Burdeos o Grenoble.

Las primeras estimaciones de voto también apuntan a que el ultranacionalista Louis Aliot, expareja de Marine Le Pen, se impondrá con cerca de un 35% de los votos en Perpiñán, junto a la frontera española.

Otros resultados significativos son el triunfo holgado del primer ministro, Édouard Philippe, en Le Havre (norte) o de la ‘baronesa’ socialista Martine Aubry en Lille (norte).

Abstención de récord

Francia celebró ayer la primera vuelta de unas elecciones municipales marcadas por la mayor abstención de la historia a causa del avance del coronavirus, que pone en jaque la celebración dentro de una semana del segundo asalto.

Apenas ocho horas después de que el Gobierno ordenara el cierre de todo establecimiento público «no indispensable», abrieron 70.000 mesas electorales para acoger a los más de 47 millones de censados, una paradoja que se tradujo en un desplome de la participación.

Menos de la mitad de los franceses (en torno al 45% según las estimaciones) acudió a las urnas, lo que a ojos de los responsables políticos resta legitimidad al resultado, mientras la epidemia avanza a zancadas y registra ya 5.423 contagios, 400 de ellos graves, y 127 víctimas mortales.

Apenas cerradas las mesas, los responsables de todos los partidos pidieron al Gobierno que no se celebre la segundo ronda.

Este nuevo discurso contrastó con el que los líderes de la oposición mantuvieron el pasado jueves, cuando algunos insinuaron que el presidente, Emmanuel Macron, cometería un «golpe de Estado institucional» si retrasaba el escrutinio.

El avance de la epidemia y la situación de algunos países vecinos, como Italia y España, ha cambiado la percepción en apenas unos días.

Mientras crecen los temores a que el Gobierno ordene el confinamiento total de la población, la abstención récord registrada pone de manifiesto que los ciudadanos no tienen la mente puesta en las municipales, y los líderes políticos recogieron esa tendencia.

Las estimaciones dan una amplia victoria a Anne Hidalgo en París
Comentarios