sábado. 13.08.2022

El G7 garantiza a Zelenski el «apoyo ilimitado» a la guerra contra Rusia

Ucrania lanza una advertencia sobre la necesidad de poner fin a la guerra antes del fin del invierno
                      Estado en el que quedó el centro comercial atacado. STATE EMERGENCY SERVICE OF UKRAI
Estado en el que quedó el centro comercial atacado. STATE EMERGENCY SERVICE OF UKRAI

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, obtuvo ayer el compromiso de un «apoyo ilimitado» del club de las siete grandes potencias y democracias occidentales. La intervención del líder ucraniano ante los mandatarios del G7 fue virtual y a puerta cerrada. No se difundieron más que una breves imágenes, sin sonido, del arranque de una sesión que debía ser el plato fuerte de una cumbre entre poderosos dominada por la guerra de Ucrania.

En un lenguaje que recordaba la famosa frase del «whatever it takes» (lo que haga falta) del italiano Mario Draghi, en sus tiempos al frente del Banco Central Europeo (BCE), el comunicado del G7 garantizaba a Kiev su apoyo «as long as it takes» (durante el tiempo que haga falta).

Zelenski pidió a los líderes del G7 sistemas de defensa antiaéreos, ayuda a la reconstrucción de su país y una estrategia contra el bloqueo ruso a las exportaciones de su trigo. El líder ucraniano lanzó su advertencia acerca de la necesidad de poner fin a la guerra antes del fin invierno

Además, los países del G7 anunciaron ayer nuevas sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania, que afectarán fundamentalmente a su industria armamentística y las cadenas de suministros. Así lo señaló un portavoz de la delegación estadounidense, quien subrayó que los líderes que participan en la cumbre de Elmau, en los Alpes bávaros, quieren «asegurarse de que Rusia paga los costes de su guerra».

La Casa Blanca anunció además que Estados Unidos, en coordinación con los países del G7, dictarán sanciones contra varios centenares de personas e instituciones rusas más, así como aranceles de castigo contra numerosos productos rusos.

El anuncio se produjo horas antes de la conexión por videoconferencia del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, con los jefes de Estado y de Gobierno del G7. Un alto miembro de la delegación estadounidense reconoció, sin embargo, que aún no hay acuerdo sobre la propuesta de Washington de establecer precios máximos para el petróleo ruso y mermar así los ingresos de Moscú. La Casa Blanca informó, además, que los líderes del G7 coordinan y amplían las sanciones contra Rusia con el fin de dificultar el acceso de ese país a importantes materias primas, materiales, servicios y tecnologías procedentes de sus propias economías. Washington ampliará también sus sanciones contra el sector armamentístico ruso para limitar su capacidad de «reponer el material bélico que ha perdido hasta ahora en su guerra brutal contra Ucrania». Estados Unidos aplicará igualmente aranceles de castigo de unos 2.300 millones de dólares a unos 570 grupos de productos rusos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y otros líderes del G7 quieren que los ingresos por esos aranceles punitivos se utilicen para apoyar directamente a Ucrania en su guerra contra el invasor ruso.

El comunicado de la oficina de Biden emitido en Elmau subraya que los dirigentes del G7 están de acuerdo en sancionar a todas aquellas personas responsables de crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos en Ucrania. EE UU ordenará la prohibición de ingresar en su territorio contra unos 500 representantes del Kremlin «por amenazar o violar la soberanía, integridad territorial o independencia política de Ucrania, así como por reprimir opiniones disidentes en Rusia».

El G7 se compromete a ayudar a cubrir los déficits comerciales a corto plazo que sufre Ucrania. También a respaldar a Ucrania financiera, humanitaria, militar y diplomáticamente «el tiempo que haga falta», también con el suministro de modernos sistemas de armas.

El G7 garantiza a Zelenski el «apoyo ilimitado» a la guerra contra Rusia
Comentarios