jueves 09.07.2020

Johnson defiende el «instinto de padre» de Cummings al fugarse enfermo

Cummings sale ayer de su residencia. FACUNDO ARRIZABALAGA
Cummings sale ayer de su residencia. FACUNDO ARRIZABALAGA

El primer ministro británico, Boris Johnson, considera que su principal asesor, Dominic Cummings, actuó «con el instinto de cualquier padre» al llevar a su mujer y a su hijo desde Londres al nordeste de Inglaterra, para pasar la cuarentena obligatoria de quienes tienen síntomas de Covid.

El mandatario llegó a defender incluso que lo que aquel hizo fue, además de «razonable y legal», para «evitar la expansión del virus».

Las revelaciones en la prensa sobre el viaje de Cummings y las peticiones de dimisión de algunos diputados conservadores obligaron a Johnson a mostrar su apoyo a un asesor con reputación de proponer imaginativas reformas políticas y de gran estratega en campañas electorales.

Los medios habían añadido a la noticia sobre el viaje que emprendió la familia a la hacienda de los padres de Cummings, en Durham, que un testigo les había visto a paseando por el río Tees, a la altura de Barnard Castle, el 12 de abril, y que otro les vio de nuevo en Durham el día 19, tras ser él fotografiado en Londres el 14. Eran ya dos viajes y varias violaciones de las reglas del confinamiento.

Cummings hizo ayer sus primeras declaraciones y sostuvo que actuó «de manera razonable y dentro de la ley» aunque se saltó 400 kilómetros.

Johnson defiende el «instinto de padre» de Cummings al fugarse enfermo