jueves 9/12/21
                      El presidente francés Emmanuel Macron. ARIS OIKONOMO
El presidente francés Emmanuel Macron. ARIS OIKONOMO

Los franceses que ganen menos de 2.000 euros netos al mes se beneficiarán de una ayuda de 100 euros a partir de diciembre para compensar el encarecimiento del combustible, según ha anunciado el primer ministro, Jean Castex.

Este cheque único, equivalente a unos 115 dólares y que se destinará a personas con empleo, a desempleados que buscan trabajo y a jubilados, es la solución «más justa y más eficaz», anunció Castex en el informativo de la cadena privada TF1.

Aunque el dispositivo preciso se desvelará en los próximos días, el jefe del gobierno avanzó que los 38 millones de beneficiarios de esta «indemnización inflación» no deberán realizar trámites, sino que el pago será «automático». El ejecutivo francés buscaba desde hacía días una «medida simple, justa y eficaz» para proteger el poder adquisitivo, ante una situación que podía representar una bomba de relojería a seis meses de la elección presidencial. El primer mandato del presidente francés, el liberal Emmanuel Macron, ha estado marcado por la crisis de los chalecos amarillos, que comenzó contra un alza de los precios de los combustibles a finales de 2018 y continuó durante parte de 2019. Los combustibles aumentaron la semana pasada 2 céntimos, hasta niveles históricamente altos de 1,56 euros el litro para el gasóleo de medio y 1,62 euros para la gasolina sin plomo, con hasta un 10% de etanol (SP95-E10).

La arremetida de Hollande

A menos de seis meses de las elecciones presidenciales francesas, el expresidente François Hollande arremete contra los políticos galos, tanto de izquierdas como de derechas, en «Affronter» (Confrontar, editorial Stock), su nuevo libro ya a la venta en Francia. Quien estuviera a los mandos del país entre 2012 y 2017 no deja títere con cabeza. El presidente Emmanuel Macron es, a su juicio, «un hombre sin ninguna doctrina». Considera que su sucesor nunca fue socialdemócrata y que el diálogo social no está entre sus prioridades. Y lo compara con «un viajero sin brújula».

«Desde 2017, (los franceses) observan a un presidente impaciente, intrépido, imprevisible, sin saber dónde va ni a dónde lleva el país», escribe Hollande del que fuera su ministro de Economía. «Cambia de opinión a merced de los acontecimientos, saltando de una convicción a otra como una rana sobre los nenúfares», añade Hollande del actual inquilino del Palacio del Elíseo. Macron «se presenta como el presidente de la ‘start-up nation’» (nación emergente), pero lo que sobre todo ha fomentado es la «uberización de la economía, que la crisis sanitaria, es verdad, ha acelerado», añade.

Según Hollande, el balance de las reformas de Macron es magro. Considera que podría haber «reinventado el centro», pero que lo único que ha logrado es «abrir un vacío» que trata de llenar «con discursos que se suceden sin ofrecer a los ciudadanos una lectura clara de sus intenciones.

Macron dará cien euros al mes a 38 millones de franceses para gasolina
Comentarios