miércoles 21.08.2019
FRANCIA

Una musulmana es expulsada de la ópera de París por llevar el velo

Los responsables del establecimiento apelaron a la ley que prohibe estar con la cara cubierta en espacios públicos

Una pareja de turistas procedentes del Golfo Pérsico tuvo que abandonar el pasado 3 de octubre sus asientos en la primera fila de la Opera Bastilla de París antes de finalizar la representación de 'La Traviata'. El motivo es que la mujer portaba un velo, un 'niqab' de color claro que le cubría el cabello, la nariz y la boca, y la ley francesa prohíbe desde el 2011 ocultar el rostro en los espacios públicos.

El director adjunto de la Opera Bastilla, Jean Philippe Thiellay, ha contado al diario gratuito ‘Metronews’ que no se explica cómo pudo entrar en el recinto sin que nadie se diera cuenta y que fue una corista quien le alertó de la presencia de la mujer, que apareció también en las pantallas del control de seguridad.


Thiellay ha admitido que se vio obligado a “gestionar una situación delicada” al tener que pedir a la pareja que abandonaran la sala, a no ser que la mujer prescindiera del velo, pero que el incidente se resolvió de manera pacífica. Ni siquiera reclamaron la devolución del importe de las entradas.

CIRCULAR DEL MINISTERIO


El ministerio de Cultura, por su parte, prepara una serie de instrucciones a seguir por los teatros, museos y otros establecimientos dependientes de la Administración en caso de presentarse situaciones similares. La ley francesa en vigor desde abril de 2011 establece que “nadie puede llevar en el espacio público una vestimenta que oculte su rostro”, comportamiento punible con 150 euros de multa o la obligación de seguir un curso de ciudadanía.

Una musulmana es expulsada de la ópera de París por llevar el velo