miércoles. 06.07.2022
Keir Starmer ayer, en su estreno en el Parlamento británico. UK

El Parlamento británico, que reanudó ayer sus sesiones tras su suspensión el 25 de marzo, se reunió ayer por primera vez de forma telemática -por videoconferencia mediante diversas pantallas-, si bien el nuevo líder laborista, Keir Starmer, el ministro de Exteriores, Dominic Raab, que sustituye al convaleciente por el Covid Boris Johnson y el presidente de los Comunes, Lindsay Hoyle, estaban presentes en la sala.

En su estreno, Starmer, antiguo fiscal general del Estado que sustituyó al socialista Jeremy Corbyn, se comprometió a hacer «una oposición constructiva» en especial durante esta crisis, pero también a tener «el coraje» de hacer rendir cuentas al Ejecutivo por sus errores.

Con Johnson ausente, el Gobierno británico afronta crecientes acusaciones de falta de liderazgo y errores en la gestión de la pandemia, que aún no ha superado su pico en el Reino Unido, lo que ha provocado una cascada de críticas. Aunque Raab fue contundente, su tono fue de mano tenbdida en unos momentos de fuerte crisis por la pandemia, como en el resto del mundo.

El nuevo líder laborista se estrena en los Comunes con un tono conciliador