martes 17/5/22

La Otan pone en estado de alerta a sus tropas y despliega barcos y cazas

Biden estudia enviar militares a Europa del este y países bálticos y la Alianza, al flanco oriental

Las tensiones en torno a Ucrania aumentaron ayer varios grados después de que Washington admitiera la posibilidad de enviar militares a Europa del este y los países bálticos y la Otan reforzara su flanco oriental, algo que Rusia denuncia como una «histeria» de Occidente.

Para el Kremlin, toda la responsabilidad por la tensión que se vive en el este de Europa recae sobre EEUU y sus aliados de la Alianza Atlántica, que, en palabras ayer del portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, han desatado una «histeria informativa» en Occidente.

Peskov denunció una campaña informativa contra Rusia plagada de «falsedades y mentiras», que se acompaña de «acciones concretas».

«Vemos las declaraciones que publica la Otan sobre el incremento de su contingente y el envío de fuerzas y armamento al flanco oriental. Esto es lo que incrementa la tensión», subrayó.

La Otan anunció ayer que pone «en estado de alerta» y envía «barcos y aviones de combate adicionales a los despliegues de la Alianza en Europa oriental, reforzando la disuasión y defensa aliada, mientras Rusia continúa con su acumulación militar en y alrededor de Ucrania.

El presidente estadounidense, Joe Biden, según publicó ‘The New York Times’, sopesa desplegar a varios miles de soldados, buques de guerra y aviones en países aliados del Este europeo y las naciones bálticas, con una implicación militar mayor en la crisis de Ucrania.

Además, a ello se suma la decisión de Washingon y Londres de reducir su personal diplomático en Ucrania, una clara señal de que situación no mejora.

Ucrania calificó de «prematura» y de «excesiva cautela» la medida estadounidense porque «no ha habido cambios radicales en la situación de seguridad recientemente» y porque «la amenaza de nuevas oleadas de agresión rusa se ha mantenido de forma constante desde 2014». Rusia, a su vez, calificó de «rara y poco inteligente» esa actitud.

También Australia ordenó ayer la evacuación de los familiares del personal de su embajada en Kiev. Mientras, la Unión Europea anunció que no tiene previsto aún retirar personal diplomático.

Rusia, en tanto, espera que EEUU y la OTAN respondan por escrito a su exigencia de garantías de seguridad, que incluyen poner freno a una mayor expansión de la Alianza, el cese de toda cooperación militar con la antiguas repúblicas soviéticas y la retirada de las tropas y armamentos de la Otan a las posiciones que ocupaban antes de 1997.

A la pregunta de si el Kremlin publicará las respuestas como lo hizo con sus exigencias de garantías de seguridad, Peskov indicó que ello se decidirá después de que estas se reciban. El portavoz se abstuvo de comentar cuál sería la reacción de Moscú si sus demandas son rechazadas.

El portavoz de la Presidencia rusa denunció que las autoridades ucranianas acumulan fuerzas en la línea de contacto de las autoproclamadas repúblicas populares de Donets y Lugansk, las entidades creadas por los separatistas prorrusos el este de Ucrania con ayuda de Moscú. «El carácter de esta concentración habla de preparativos de acciones ofensivas y, realmente, esa amenaza hoy existe», recalcó.

El portavoz del Kremlin indicó que cada unidad de armamento, defensivo o de ataque, que se emplaza en esa zona «inspira a los cabezas calientes de Kiev para lanzar esta operación».

Peskov no hizo ninguna alusión a los más de 100.000 soldados que Rusia ha emplazado junto a las fronteras de Ucrania.

La Otan pone en estado de alerta a sus tropas y despliega barcos y cazas
Comentarios