jueves. 26.01.2023
La patronal japonesa reconoció ayer la necesidad de facilitar más oportunidades a la mujer, y en especial a las madres trabajadoras, ante la evidente caída en la tasa de natalidad en el país y el fuerte envejecimiento de la población, que de no remediarse provocará un hundimiento del volumen de la fuerza laboral del país, haciendo imposible sufragar el sistema de pensiones. El presidente de la patronal japonesa (Keidanren), Hiroshi Okuda, afirmó ayer que las compañías japonesas han sido «demasiado lentas» a la hora de estudiar formas de animar a las trabajadores jóvenes a tener hijos, y solicitó más programas de asistencia a las madres solteras patrocinados por sus empresas. «Hace diez años, la gente decía que era un problema, ahora hay políticas para tratarlo pero no han tenido demasiado impacto y deben ser revisadas», afirmó Okuda, que también preside Toyota Motor. Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Japón, Nobuo Yamaguchi, fue más incisivo y subrayó la necesidad de aumentar las oportunidades de empleo para las mujeres japonesas, de forma que no tengan que elegir entre tener un trabajo o una familia. «Las compañías tienen que facilitar a las mujeres que tengan hijos y para hacerlo deben asumir una mayor cuota en los costes», declaró Yamaguchi en una rueda de prensa conjunta con Okuda. «El gasto en incrementar el número de niños es una inversión a largo plazo», subrayó, recordando que el Gobierno ha confirmado que el número de niños en Japón se redujo en el 2004.

La patronal japonesa cree necesario dar a las mujeres más oportunidades
Comentarios