domingo. 29.01.2023

La policía detiene un golpe de Estado ultra en Alemania

Se trata de una red de extrema derecha, que pensaba asaltar el Parlamento

La Policía federal detuvo este miércoles a 25 presuntos terroristas de extrema derecha que, capitaneados por un noble repudiado por su familia, planeaba dar un golpe de Estado en Alemania tras tomar por las armas el Bundestag, el Parlamento federal, y secuestrar el mayor número de políticos destacados posible. Los sospechosos son miembros del movimiento ultranacionalista Reichsbürger, literalmente ciudadanos del Reich, que no reconocen la república federal, sus leyes y autoridades, tienen tendencias e ideología neonazi y siguen teorías conspirativas cercanas a las de QAnon, que motivó el asalto al Capitolio estadounidense en enero de 2021. Los iniciadores del grupo desarticulado «se ven impulsados por fantasías de golpe de Estado violento e ideologías conspirativas», afirmó la ministra alemana de Interior, Nancy Faeser. Los militantes de Reichsbürger «comparten el odio por la democracia, nuestro Estado y la gente que defiende nuestra comunidad», añadió Faeser, que habló de los «abismos de una amenaza terrorista» y anunció que las autoridades seguirán actuando con todas las armas del Estado de Derecho para combatir cualquier brote de violencia anticonstitucional. «Continuaremos con mano dura», advirtió la ministra, que alabó la labor de los más de 3.000 policías, entre ellos miembros de las unidades de operaciones especiales de los Estados federados y agentes del GSG-9, el comando antiterrorista de la Policía Federal, que participaron en la operación. «Existe la sospecha de que se estaba planeando un asalto armado a los órganos constitucionales», dijo a su vez el titular germano de Justicia, Marco Buschmann, quien celebró que «la democracia sabe defenderse».

La operación policial, sin precedentes por su magnitud, comenzó de manera simultánea durante la madrugada del miércoles con el registro de más de 130 viviendas, oficinas y almacenes en once estados federados de Alemania, así como en Austria e Italia. También se realizó un registro el cuartel de los Comandos de Fuerzas Especiales (KSK) del Bundeswehr, el ejército federal.

La fiscalía federal tiene abiertos sumarios contra un total de 52 personas. Según las investigaciones los participantes en la conspiración comenzaron en noviembre de 2021 a preparar los planes para el llamado ‘día X’. La organización terrorista es liderada presuntamente por el príncipe Enrique XIII de Reuss, que pretendía ponerse al frente de un nuevo gobierno.

La policía detiene un golpe de Estado ultra en Alemania
Comentarios