jueves. 30.06.2022
ucrania
Un cartel del Programa de Protección Internacional del Hospital San Juan de Dios. DL

El Programa de Protección Internacional (PPI) del Hospital San Juan de Dios de León, que financia el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, acoge desde ayer a una nueva familia de Ucrania que se ha visto obligada a huir de la guerra tras la invasión rusa del pasado 24 de febrero.

"Es una madre viuda con sus tres hijas y su nieta", ha precisado este martes Dolores Queiro, coordinadora de un proyecto que en 2021 ha acompañado a 149 personas -94 adultas y 55 menores- de 21 nacionalidades distintas, frente a las 139 del año 2020.

Esta familia se viene a unir a otras seis unidades de convivencia formadas por 16 personas que llegaron a León el pasado 2 de abril procedentes de este país de Europa del Este. "Tres han decidido irse a Polonia porque no soportaban la idea de estar tan lejos de su gente", ha confesado Queiro consciente del duelo extremo que soportan quienes se han visto abocados al éxodo.

Mujeres y niños en su mayoría (Ucrania impide la salida a los hombres de entre 18 y 60 años) que han ocupado los cuatro pisos habilitados recientemente, tres en San Andrés del Rabanedo y uno en León.

"El alquiler de uno de ellos será afrontado durante un año por un grupo de amigos", ha recordado la coordinadora de un Programa de Protección Internacional (PPI) que la Orden Hospitalaria también desarrolla en la Llar Sant Joan de Déu de Manresa y San Juan de Dios de Ciempozuelos, Tres centros que han abierto 73 plazas adicionales, a las que se suman 350 de emergencia por todo el territorio nacional para tratar de dar respuesta a esta emergencia humanitaria.

Queiro ha explicado que esta es la primera vez que la Unión Europea (UE) activa la directiva de Protección Temporal, que se aprobó en 2001, tras la guerra de Kosovo, pero que no se puso en marcha ni con la guerra de Siria ni con la toma de Afganistán por parte de los talibanes el pasado agosto. Entonces, el Hospital San Juan de Dios de León acogió a una familia afgana de 15 miembros y a otra de seis tras la caída de Kabul: “Permite a las personas desplazadas obtener permiso de trabajo y residencia en 24 horas”.

El Programa de Protección Internacional, que les ayuda a tramitar los papeles, les imparte clases de español y prepara la integración escolar de los menores sin descuidar la atención psicológica, la formación y el apoyo para el empleo, tiene una duración de 18 meses y se estructura en dos fases: acogida temporal y preparación para la autonomía gracias al diseño de itinerarios personalizados de inserción sociolaboral.

Además, cuenta con un grupo de mujeres y de personas LGTBI en el marco de "un espacio de seguridad donde abordar las problemáticas que afectan al colectivo desde un enfoque de género".

Asimismo, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios puso en marcha el 4 de marzo la Campaña ‘Emergencia en Ucrania’, coordinada por Juan Ciudad ONGD, con diferentes líneas de acción para cubrir las necesidades básicas, sanitarias y de alojamiento de las personas refugiadas en los 15 centros sociales y hospitales de San Juan de Dios repartidos entre Ucrania y Polonia, donde se atiende a cientos de desplazados por el conflicto, la inmensa mayoría mujeres y niños.

Desde entonces se han recaudado cerca de 300.000 euros y 27 palés de alimentos, productos infantiles y material sanitario que se destina íntegramente a los centros de Ucrania y Polonia. El pasado 26 de abril salió el primer contenedor con 5.000 kilos de ayuda, y en los próximos días se enviará el resto.

Esta campaña sigue abierta porque se espera que la situación se prolongará en el tiempo. Más información: https://www.juanciudad.org/.

Protección Internacional de San Juan de Dios recibe otra familia de Ucrania
Comentarios