viernes. 03.02.2023
El secretario de Defensa de EE. UU., Donald Rumsfeld, restó ayer importancia al hallazgo de once ojivas vacías para contener armas químicas en una base militar iraquí y dijo que la vía diplomática para resolver la crisis sigue abierta. «Sobre esas ojivas, creo que es pronto para hacer un juicio al respecto», manifestó Rumsfeld a la prensa, en unas declaraciones en las que aseguró que lo importante ahora no es lo que encuentren los inspectores de la ONU, sino el grado real de cooperación de Irak. El secretario de Defensa dijo que «la única manera de que los inspectores puedan encontrar algo es que el Gobierno iraquí coopere y enseñe lo que tiene», y subrayó que «lo que realmente se pone a prueba es si el Gobierno iraquí va a cooperar o no con la ONU». Hasta ahora, añadió, «han presentado una declaración falsa sobre el armamento que tienen y han rechazado proporcionar una lista con científicos que se les pidió, para que éstos puedan salir del país con sus familias y hablar con seguridad y no ser asesinados». Nuevas manifestaciones A las diversas manifestaciones en contra de la guerra que se produjeron en todo el mundo, incluido Washington,se sumó ayer la que congregó en Madrid a 20.000 personas, según los organizadores, y 6.000, según la policía. Los asistentes realizaron una marcha a pie que discurrió entre el barrio madrileño de Canillejas y Torrejón de Ardoz, donde el acto concluyó con la lectura de un manifiesto por la paz. Durante el recorrido, que comenzó a las diez de la mañana y finalizó cuatro horas después en la plaza de España de Torrejón, los manifestantes portaron pancartas contra la violencia y banderas de IU, PCE y CNT, al ritmo de consignas como «No más sangre por petróleo» o «Bush asesino, Bush terrorista». La actriz Pilar Bardem fue la encargada de comenzar la lectura del manifiesto, en el que criticó «el poder imperialista» de los Estados Unidos y «su proyecto criminal en defensa de sus propios intereses, a costa de la supervivencia humana». Bardem también criticó al Gobierno español «por el apoyo a favor de los más poderosos» y le acusó de «desidia y torpeza» en las decisiones y medidas que se tomaron durante la catástrofe del Prestige, a la vez que pidió, junto a los manifestantes, la dimisión de Aznar. El actor Juan Diego Botto tomó la palabra al final de la marcha para indicar que «los americanos están a la búsqueda y caza de una excusa para atacar Irak, cuando los verdaderos motivos son evidentes: conseguir una nueva posición geoestratégica y petróleo».

Rumsfeld resta ahora importancia al hallazgo de once ojivas vacías
Comentarios