viernes. 07.10.2022

La base aérea de Torrejón de Ardoz ha levantado un campamento temporal que se convertirá en la puerta de acceso a Europa de los afganos evacuados de su país por temor a los talibanes. El acuerdo entre el Gobierno español y la Unión Europea supone que los aviones del Ejército del Aire trasladen en los próximos días desde Kabul a todos aquellos colaboradores de los estados miembros y sus familiares que hayan decidido abandonar su país.

De momento, esta suerte de campo de refugiados temporal de Torrejón —sólo podrán estar un máximo de 72 horas hasta que se resuelva su situación, pidan asilo en España o prefieran viajar a otro país europeo— ha recibido ya a 84 afganos. En el vuelo del A440M fletado por España llegaron la madrugada del jueves 48 y otros 36 en otro avión fletado por la UE. De ellos, sólo una docena han solicitado protección internacional en nuestro país, por lo que sus identidades fueron remitidas a la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior, que tramitará y resolverá estas peticiones. El resto de los evacuados afganos, serán trasladados en los próximos días a otros países, caso de Dinamarca, Alemania, Polonia y Letonia.

Estos vuelos los paga Bruselas, que también contribuirá en el coste del campamento de Torrejón y a la operación de traslado que realiza España con sus tres aviones de transporte A400M, a los que ayer por la tarde se sumó un cuarto que partió desde Zaragoza, que cubren la ruta de ida y vuelta Madrid-Dubái (escala intermedia con presencia de unos 80 militares españoles) y Kabul.

La Comisaría General de Extranjería y Fronteras trabaja en coordinación con la Comisaría General de Policía Científica y el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco) para llevar a cabo las comprobaciones de seguridad de todos los refugiados que entren al espacio Schengen por España.

La cola del imponente A400M se abrió pasadas las 4:30 horas para recibir a los primeros 48 ciudadanos afganos y cinco españoles. Un grupo que había abandonado a toda prisa 15 horas antes el aeropuerto Hamid Karzai de la capital afgana. A pie de pista esperaban el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y su colega de Exteriores, José Manuel Albares, que junto a Defensa capitanea el plan de extracción. «Ha sido un momento excepcional y entrañable», relató Escrivá tras charlar con estas personas.

Llegaron dos familias con nacionalidad española aunque de origen afgano y el resto son ciudadanos del país asiático. De ellos, 21 son adultos y 32 menores. Un niño fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón de Madrid con diarrea. Todos los refugiados dieron negativo en la prueba de antígenos. Ayer su primer día en el campamento de Torrejón, donde se han habilitado tiendas de campaña, comedor, zonas de aseo y de recreo y un centro médico con psicólogos y traductores.

Torrejón se convierte en la puerta de acceso de los afganos evacuados a Europa
Comentarios