martes. 16.08.2022
                      Imagen de un pueblo del Donetsk tras un misil ruso. SERGEI KOZLOV
Imagen de un pueblo del Donetsk tras un misil ruso. SERGEI KOZLOV

Ucrania comenzó ayer la evacuación obligatoria de la población de las zonas que controla en la región de Donetsk, en prevención del recrudecimiento de los combates en ese frente oriental, mientra intenta potenciar una ofensiva en el sur del país. «Ha comenzado la evacuación obligatoria de la región de Donetsk. El primer tren llegó a Kropyvnytskyi esta mañana. Mujeres, niños, personas mayores, muchas personas con movilidad reducida. Todos fueron recibidos y acomodados, todos recibieron ayuda», escribió la viceprimera ministra ucraniana Iryna Vereschuk en Telegram. Vereschuk, también titular del Ministerio de Reintegración de Territorios Temporalmente Ocupados, acompañó su entrada con fotografías de evacuados abordando un tren.

El comienzo de la evacuación se ha producido al día siguiente del anuncio de un nuevo paquete de ayuda militar estadounidense por un monto de 550 millones de dolares, que incluye 75.000 proyectiles para obuses de 155 milímetros y cohetes para lanzaderas Himars.

Además, este lunes el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksyi Réznikov, informó de la llegada al país de lanzaderas múltiples de cohetes Mars II alemanas. Según el mando militar ucraniano, la artillería y los cohetes de largo alcance son la clave para cortar las líneas de suministro de la tropas rusas, paso previo a una contraofensiva, sobre todo en la región de Jersón, en el sur de Crimea.

El experto militar ucraniano Oleg Zhdánov prefiere hablar de «acciones de contraataque», porque como afirma en su canal de Youtube una contraofensiva requiere una superioridad en artillería y efectivos que en estos momento no tiene el Ejército de Ucrania.

Sin embargo, el Gobierno de Kiev prácticamente a diario informa de avances en la región de Jersón. «A día de hoy se ha confirmado la liberación de 53 localidades. Damos esta información solo cuando ha sido corroborada por el Estado Mayor General», dijo el jefe adjunto de la administración militar de la región de Jersón, Dmitro Butryi.

Agregó que todo el territorio del que han sido expulsadas las tropas rusas está sometido permanentemente al fuego enemigo, por lo que se le ha recomendado a la gente que no vuelva a sus casas. «El riesgo para sus vidas es muy grande», advirtió Butryi en el maratón televisivo sobre la situación en los frentes de batalla.

Ucrania comienza la evacuación obligatoria de la región de Donetsk
Comentarios