domingo 7/3/21

Último golpe a Trump: una trans y una defensora civil

Joe Biden anunció ayer que designará a Rachel Levine como subsecretaria de Sanidad, con lo que de ser confirmada por el Senado podría convertirse en la funcionaria federal de mayor rango abiertamente transgenéro en el país.

Levine «aportará un liderazgo firme y una experiencia esencial para ayudar a la gente durante esta pandemia, independientemente de dónde vivan, la raza, la religión, la orientación sexual, la identidad de género o discapacidad- y atender las necesidades de salud pública en nuestro país en este momento decisivo y más allá», dijo en un comunicado Biden. Es una «elección histórica y profundamente cualificada para ayudar a nuestra Administración en los esfuerzos de salud», subrayó.

Hasta ahora, Levine ha ejercido como secretaria de Sanidad en Pensilvania, donde ha dirigido la respuesta de ese estado a la pandemia, pese a que ha recibido numerosos ataques tránsfobos.

Biden está marcando un cambio de tono respecto al Gobierno de Trump en lo que respecta a la inclusión de personas transgénero, a las que ha hecho referencia en sus discursos.

Además, Biden nombra a su responsable de migración, una defensora de los derechos civiles, como último golpe a la política dura de Trump con la emigración, y el nuevo secretario de Estado promete ante el Senado que volverá a reestructuras las relaciones internacionales rotas por el presidente saliente.

Biden, promoverá una reforma migratoria desde su primer día en la Casa Blanca que «de una vez por todas» solucione el sistema de inmigración del país.

Biden se compromete a acabar con la política estadounidense de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, en inglés), en virtud de la cual cerca de 60.000 solicitantes de asilo han sido devueltos a México a la espera de una cita con un juez de inmigración.

Último golpe a Trump: una trans y una defensora civil
Comentarios