miércoles. 17.08.2022

Val de San Lorenzo recupera su esencia

Cerca de 60 artesanos y veinte expositores agroalimentarios se citarán en una nueva edición de la Feria Artesanal el 6 y 7 de agosto
                      Presentación de la feria artesana de la localidad. DANIEL PISABARRO
Presentación de la feria artesana de la localidad. DANIEL PISABARRO

Tras casi tres años de parón, a causa de la pandemia, Val de San Lorenzo vuelve a celebrar, los días 6 y 7 de agosto su Feria Artesanal.

En esta XXI edición se darán cita unos 60 artesanos y más de una veintena de expositores agroalimentarios. Artesanos de la madera, cestería, cuero, platería, textil, piedra, forja, cerámica y varias y diversas artesanías más, convivirán, con propuestas agroalimentarias tales como: cervezas artesanas, chocolate, quesos, embutidos, helados, repostería, mieles y un largo etcétera de productos con el denominador común de la manufactura de calidad.

Uno de los rasgos identitarios de esta feria es que, a ella, solo pueden acudir e inscribirse, artesanos que lo sean y acrediten ser de verdad. Lo explica Alfonso Cordero, alcalde de Val de San Lorenzo durante el acto de presentación de la feria. «Nuestra feria tiene ganado a pulso un buen prestigio, porque desde un inicio quisimos contar con verdaderos artesanos. Cada año tenemos muchas solicitudes para poder ser parte de la feria, como artesanos o expositores, pero sólo pueden ser parte de la misma aquellos que cumplan un requisito fundamental, acreditar y demostrar que de verdad lo son». Por eso, desde el Ayuntamiento se les exige que adquieran el compromiso de llevar a cabo una demostración en vivo de su trabajo en público. Ejemplo de ello son los diferentes talleres que son parte del programa de actividades de esta feria, en el horario de tarde del sábado día 6.

El domingo 7, el programa de actividades se centra en la XIII Feria Artesanal Infantil, la cual, siempre cuenta con un tutor. Un relevante personaje que este año no es otro que el afamado chef, de ascendencia maragata, Sergio Fernández Luque.

A parte de su faceta como mediático chef, Luque atesora un importante bagaje como escritor, con más de una veintena de libros publicados, todos ellos relacionados con su profesión. Lo más importante, en palabras del propio Luque, es «motivar a los más pequeños para que disfruten de los diversos talleres artesanales capitaneados por grandes maestros».

Varios de los artesanos, que apostaron desde un inicio por esta feria, y que formaban parte del elenco de expositores, que año tras año la conformaban, han fallecido por motivos naturales, o a manos de la covid, durante el transcurso de estos casi tres años de forzado parón. Para todos ellos se ha tenido un especial recuerdo.

Por su parte Miguel Ángel Cordero, director del Museo Textil de Val de San Lorenzo-CIT La Comunal y Batán Museo, explicó las numerosas actividades que el programa de esta feria ofrece. Incidió especialmente en «la rica y excelsa variedad de artesanos, productos y talleres, que esta feria tiene para todos aquellos que a ella quieran acercarse».

El acto de presentación contó con la presencia de los concejales María Antonia Luengo y José Antonio Suárez, además de la presidenta del Grupo Folklórico de Val de San Lorenzo, Paula Martínez.

Como en cada edición, la feria apuesta por las letras presentando una obra literaria, en este caso El viaje del abrigo de Mery Merina, de la autora Blanca Fernández Navas. El grupo musical leonés La Braña, ofrecerá también un concierto. Ambas citas dentro de la programación del domingo día 7.

Más de 80 propuestas artesanas y una docena de talleres en vivo, son el menú que esta feria oferta al visitante.

Val de San Lorenzo recupera su esencia
Comentarios