domingo. 04.12.2022

Las negociaciones se enmarcan en el horizonte de finalización del contrato que mantiene ligado al consorcio con la UTE. El compromiso vence en 2024, aunque cabe la posibilidad de dos prórrogas sucesivas de cinco años cada una, lo que implicaría la pervivencia hasta 2034.

Las multinacionales implicadas no son ajenas a este telón. El condicionante marca el acuerdo al que se pueda llegar, al igual que los últimos acuerdos alcanzados en este mandato. Desde Gersul se insiste en que se acaban de pagar los 23 millones de euros de la deuda histórica que mantenía a las partes en los juzgados y que se ha puesto al día los cobros, después de que se perdiera de ingresar cerca de 17 millones de euros por la mala gestión de los padrones.

El 2024 como fin de la concesión, pero con opción a prórrogas
Comentarios