domingo. 25.09.2022

El 81% de los trabajadores autónomos de la provincia de León cotiza por la base mínima, «lo que se traduce en una pensión de jubilación media de 841 euros para los hombres y 623 para las mujeres. Una situación que condiciona las prestaciones que percibe el colectivo, según explicó ayer Rosa Eva Martínez, delegada regional de la Asociación de Trabajadores Autónomos y Dependientes de Castilla y León. Que valora la propuesta del Gobierno de que el colectivo cotice por sus ingresos reales. «Eso va a beneficiar a los autónomos primero porque una mayor cotización va a permitir que reciban mejores prestaciones; y además porque es necesario que se avance en la corresponsabilidad fiscal».

Desde la asociación defienden que «se pague en función de los ingresos, no puede cotizar lo mismo un kiosko que un notario. Esta corresponsabilidad tiene que ser para los autónomos la misma que para los trabajadores por cuenta ajena». De hecho, Martínez recuerda que los empleados cotizan de media el doble que los autónomos.

Trade repasó ayer los datos de evolución de autónomos en la provincia desde 2017, cuando la cifra se situaba en 38.173, hasta el año recién terminado, con 36.089 cotizantes. «2021 contuvo el descenso de 2020, el primer año de pandemia; pero no ha recuperado cotizantes, que han seguido bajando».

Entre los datos que el informe destaca del colectivo en la provincia, llama la atención el envejecimiento: casi el 79% tiene más de 40 años.

El 59% son personas físicas, y de ellos un 83% no tienen asalariados a su cargo.

Además un 36,4% son mujeres, un porcentaje que se sitúa por encima de la media de la Comunidad; y sólo un 3,9% son extranjeros, una de las provincias con menos en la autonomía.

El 81% de los autónomos cotiza por la base mínima, lo que recorta la pensión que reciben
Comentarios