miércoles. 10.08.2022

La última promesa de apertura de la Ciudad del Mayor la firmó en enero de 2019 la entonces ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. María Luisa Carcedo visitó León para comprometer que se pondría en funcionamiento «en dos, tres o cuatro meses». Pero el cumplimiento quedó tan sólo en la conformación de la plantilla, que empezó con el nombramiento del director y siguió por la entrada del resto del personal que ha trabajado durante este tiempo en los despachos para la definición de las líneas de actuación, además de que durante el confinamiento actuó como apoyo en el CRE de San Andrés.

Más de tres años y medio después de aquella visita ministerial, toca ya poner en marcha el plan en el que se anunciaron 81 plazas: 6 de estancias nocturnas para respiro familiar, 45 de centro de día y otras 30 de atención ambulatoria, todas ellas condicionadas al requisito de que el usuario no pueda superar los 18 meses de permanencia, salvo excepciones motivadas.

La apertura mostrará la funcionalidad de un edificio que dispone de 2.050 metros cuadrados de superficie construida, repartidos entre la planta baja y el primer piso. En ese espacio se distribuyen el centro de día, la residencia y el área de alojamientos temporales, además de los 8 despachos para profesionales, las salas de rehabilitación y terapia ocupacional. Cafetería, biblioteca y zonas polivalentes completan el diseño junto al ajardinamiento exterior.

Con 81 plazas de centro de día y atención ambulatoria de referencia