sábado. 28.01.2023
TRIBUNALES

Operación Púnica: buena parte de los lectores de los periódicos zombies aparecían y desaparecían a la vez

Los peritos creen evidente que la Diputación sufragaba la mejora de la imagen 'online' de sus presidentes y las defensas replican que la más beneficiada era la institución: ·"¿Qué pensarían si Mercadona decidiera potenciar la imagen de Juan Roig en vez de la de sus supermercados?", subraya la acusación popular
undefined
Juicio por la Operación Púnica. DL

Una parte significativa de los lectores de los periódicos zombies creados para insertar la publicidad con la que la Diputación de León pagaba supuestamente los servicios de reputación 'online' de los anteriores presidentes del Palacio de los Guzmanes nacían de la creación masiva de perfiles en Internet que aparecían y desaparecían a la vez de una forma que algunos peritos han considerado sospechosa.

Paralelamente, la mayoría de las facturas emitidas para el pago de los trabajos de reputación que son objeto de juicio en la pieza leonesa de la Operación Púnica "no especificaban el motivo del cargo abonado", según ha explicado uno de los peritos citados a declarar esta mañana. "¿Para qué se hacía una campaña de mejora de imagen personal entre 2012 y 2014 (etapa Carrasco) si no había elecciones?", se ha preguntado de forma retórica el propio perito. "No se trataba de márketing electoral,  no veo qué beneficio podían obtener", ha reseñado igualmente.

Jesús Eduardo Gutiérrez, el magistrado que preside la vista, ha amenazado este martes con expulsar de la sala a los acusados, muy nerviosos por el desarrollo de la prueba pericial en la que se discute con ardor si los trabajos de reputación que son objeto del juicio se realizaban a título personal para los presidentes de la Diputación o eran una labor referida a la persona que encabezaba el gobierno provincial y se mejoraba la percepción de su labor como cargo público.

El detalle ha sido un reflejo del tenso desarrollo de la jornada matinal de la sesión de retorno al juicio, que continuó por la tarde, después de una semana en blanco. Los peritos propuestos por las defensas sostienen la tesis de que se trabajaba "en favor de la persona que presidía la Diputación". Los de las acusaciones pública y popular creen que está claro que no era un asunto público, sino personal. "Una noticia sobre una operación de estética de Isabel Carrasco no era materia de la Diputación", insistieron. "Estas noticias no se enlazaban con las de la web de la Diputación, que perdió visitas", señaló otro perito. Uno más se ha visto acorralado: "No sé por qué se hacían ya los trabajos de reputación antes de haber recibido la oferta para realizarlos".

"¿Qué pensarían ustedes si las visitas a la página de Mercadona bajaran para que subieran las de los enlaces a Juan Roig?", sugirió la letrada de  la Asociación de Abogados Demócratas de España, Gloria de Pascual. "Pero es que en el caso de la Diputación de León, lo que ganaba en visitas eran las notas de prensa de la Diputación", replicó el profesional. "Son malas prácticas en el mundo SEO", determinó en contraposición otro técnico afín a las fiscales en su postura. Durante la época de estas prácticas "la web de la Diputación pierde visitas", aclaró uno de los profesionales citados a declarar. "No es normal que se alcance lo contrario de lo que se pretende".

Al primer experto que ha inaugurado la mañana se le ha preguntado por la falta de referencias a la Diputación Provincial en los informes de reputación de Isabel Carrasco. "Se habla de la persona porque pertenece a la Diputación", ha querido defenderse el perito. La fiscal Carmen García-Cerdá le ha hecho ver que apenas hay menciones a la institución pero el experto ha esquivado reconocer que se trataba de informes más bien personales.

"Están intentando ustedes hacer ver que los informes eran para la persona y esto se hacía para quien presidía la Diputación", replicó el técnico de nuevo ante la insistencia de la fiscal por constatar que se trataba de trabajos pagados con fondos públicos para conseguir objetivos privados. Y de ahí no hay forma de sacar la diatriba. "Las noticias ponían solamente 'Diputación' y no especificaban 'de León' para que las búsquedas se redirigieran automáticamente a Isabel Carrasco", explicó una de las profesionales propuestas por las fiscales. "No es cierto, el algoritmo de Google también se reeduca poco a poco y sabe dirigirse a León", protestó otro de los peritos propuestos por las defensas. "Era un trabajo no bien hecho, sino muy, muy bien hecho".

undefined
La vista se ha trasladado hoy al salón de plenos de la Audiencia Nacional. DL

En un segundo bloque, se ha abordado el asunto de la facturación. No hay en la mayor parte de los comprobantes de pago especificaciones del trabajo que se realizaba: "Se suelen hacer documentos genéricos, no se especifica normalmente cuál es el servicio que se ha prestado", explicó un nuevo perito.

"En la publicidad intermediada, se paga por los resultados. Si la web no tiene visitas, no se cobra. Pero la Diputación no tenía mecanismos de control", ha explicado el mismo técnico. También ha habido diferencias respecto a los precios. Los peritos de las defensas aseguraron que Madiva, la empresa de Alejandro de Pedro, factura "por debajo de la media". Los solicitados por la acusación consideran inaudito cobrar "700 euros por dos banners idénticos".

La sesión de tarde también ha estado cargada de momentos de tensión. Se trataba de conocer si podía existir la opción de comprar usuarios falsos para dar cifras imaginarias sobre los lectores de los periódicos zombies y en este punto los peritos se han enzarzado también por sus discrepancias. Los citados por las fiscales se sorprendieron por la existencia de perfiles que aparecen y desaparecen en gran número todos a la vez el mismo día de una forma un tanto sospechosa.

La posibilidad de comprar lectores "es factible", según los peritos de las defensas. "Pero crear perfiles falsos no es fácil y además en algunos casos se genera spam y eso puede ser delito", señalaron los otros técnicos. También se abrió un largo debate sobre los banners publicitarios. Para los técnicos de la acusación, no está probado que se publicaran, porque no quedaron vestigios de su existencia. Para los de las defensas, de lo que no hay pruebas es de que no se publicaran. Todo un juego de palabras.

Operación Púnica: buena parte de los lectores de los periódicos zombies aparecían y...
Comentarios