martes 24/11/20

Actuaciones en 2008 y 2016 para aliviar colectores de pluviales

Las fuertes tormentas del pasado día 20 de diciembre obligaron a cortar el acceso a Villaobispo por la Ronda Este de León e inundaron varias calles de Villaobispo, poniendo de manifiesto los problemas de falta de mantenimiento de algunas canalizaciones por parte de CHD y la problemática de retención de agua en la LE-20. Para atajar parte de las inundaciones, ya en 2008 el Ayuntamiento de Villaquilambre acometió un plan director para separar las aguas pluviales encauzándolas directamente a las presas del municipio y de ellas al río con emisarios de un metro de diámetro. La idea era que las aguas sucias y las limpias no se mezclaran en el mismo colector para evitar su colapso en épocas de fuertes lluvias. En el tramo de Villaobispo a Robledo se implantaron tres emisarios para recoger las pluviales de casi 380 hectáreas en una zona donde se recogen 1.100 litros por segundos, según las estadísticas.

En 2016, Saleal efectuó obras en el entorno de Los Adiles, la Vega y el Ayuntamiento con 1,7 millones para mejorar los emisarios más saturados también en un intento de evitar las inundaciones. Junto con esas medidas, el Ayuntamiento pretende ahora colocar compuertas en las presas, a la altura de Robledo, para que el agua llegue antes al río que a Villaobispo, la población más afectada cuando llueve.

Actuaciones en 2008 y 2016 para aliviar colectores de pluviales
Comentarios