domingo. 27.11.2022
Vista cenital
Vista cenital de la bifurcación ferroviaria de Olmedo, donde se prevé acometer la válvula para girar trenes transversales hacia Valladolid. DL

Adif da otro paso gigante y esclarecedor sobre la apuesta estructural. Inversión concentrada. El monumento a la centralidad ferroviaria en Olmedo, la célebre U de Olmedo, que va a diluir cualquier posición estratégica territorial que podía quedarle al nodo de León, dispone de más de 0,7 millones para redactar el proyecto. Ahí acabará la expectativa del noroeste de representar algo más que frecuencias de ida y vuelta en el mapa del ferrocarril español. Adif ha decidido concentra en la provincia de Valladolid todos los argumentos estructurales; incluidos los que ofrece como capital de la periferia noroeste, que luego ubica fuera de este perímetro. En pleno centro peninsular se acomete una variante de ferrocarril que se empleará para unir las vías de alta velocidad del norte, la que llega hasta León y deberá ampliarse hasta más allá de Pajares, y la traza recién estrenada, que lleva el AVE a Galicia, por Zamora. La U de Olmedo, por la descripción gráfica de la construcción prevista, que abre una válvula de paso a las circulaciones para desviar el paso hacia Barcelona y Bilbao, sin llegar a tocar la vía de Madrid, cada vez más saturada por el efecto contagio de la disposición radial.

En la descripción de los beneficios, el propio Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, hace alusión a cómo los trenes que «provengan» de León puedan acceder a la vía de la Línea de Alta Velocidad a Galicia. Aunque el propósito tiene más calado, el relato elegido confirma la involución del enclave ferroviario leonés, que desde la iniciativa de los trenes del Norte dispuso de otra vía para llegar a Galicia.

Ese cauce, cada vez más endémico y abandonado, especialmente desde el pasado mes de diciembre con la apertura de la línea por la provincia zamorana, recibirá otro empujó hacia el abismo cuando sea una realidad la ejecución de la plataforma del bypass de Olmedo, donde Adif prevé invertir hasta 30 millones de euros. Con 8 kilómetros de raíl se solventa. En poco más de dos años estaría concluida la actuación del proyecto que ahora se va a redactar. En ese círculo de oro del ferrocarril español, se solapan los avances; la U de Olmedo casi se podrá atisbar en un día despejado desde la plataforma logística e intermodal que avanza a pasos agigantados en Medina del Campo, donde germina el mayor emplazamiento de mercancías vinculadas a un muelle ferroviario al norte de la capital de España. Fuera del noroeste, también, se hornea un proyecto con el que durante años la política engatusó a los territorios del noroeste, incluido León, que esperaba asentar sobre este tipo de negocios un aliento económico para soportar la endémica perdida de empleo y población.

En una distancia de poco más de veinte kilómetros se solventarán más de 50 millones de inversión del Gobierno central para definir el ordenamiento del ferrocarril del futuro; el nudo del noroeste, para viajeros y mercancías, fuera del noroeste. Además de la variante de Valladolid, se une al festival de millones, otros 20 que ha aprobado la Junta para acompañar el desarrollo industrial del próspero enclave medinense.

Adif da paso al nuevo orden del tren del noroeste