martes 3/8/21
Infraestructuras

Adif hará crecer el puente de Trobajo a siete metros junto a bloques de viviendas

El Ayuntamiento de San Andrés no ha recibido el proyecto para la reforma del paso elevado
Solución de paso inferior bajo las vías en Salamanca. DL

Adif no ha enseñado aún al Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo un proyecto sobre la demolición del paso elevado de Párroco Pablo Díez. El dato es un rayo de esperanza entre los colectivos vecinales y por partidos políticos que pelean desde hace meses por disuadir al administrador ferroviario de esa idea que prolongará la brecha que separa al municipio desde hace sesenta años, con misma fórmula que inspiró en 1960 la traza del ferrocarril que hoy permanece invariable.

Pero el optimismo se congela con la firmeza que mostró el director general de Adif Alta Velocidad esta semana en León, cuando afirmó categórico que se gestionará el ajuste de las medidas del puente a la horma de la alta Velocidad con el modelo establecido; lo que valió hace más de medio siglo sirve para el futuro.

La determinación no gusta a la oposición municipal de San Andrés, que ayer reiteró su propuesta para la paralización de las obras de integración que se acometen en este área del paso del área urbana del alfoz. Con dos finalidades: la primera, que Adif no avance con la pasarela peatonal por el mismo trecho por el que se plantea la construcción del paso inferior, ese pasillo muerto al lado de la viaja factoría de Miguélez. «Que la pasarela no bloquee las soluciones al paso rodado», resumió Noelia ´Álvarez, portavoz municipal del PP, y látigo contra la planificación que Adif ha dispuesto para permeabilizar el municipio a las dos orillas de la alta velocidad. El segundo objetivo es evitar que se consume le reconstrucción del puente, «una aberración para el futuro urbano de Trobajo, y para toda la movilidad en esta zona, en un punto capital para la circulación en todo el entorno de la capital leonesa, no sólo para este municipio».

La letra y la velocidad
La normativa para gálibos verticales marca la nueva horma del puente que será demolido

La alternativa
El PP insiste en paralizar la obra para que la pasarela peatonal no bloquee la opción del paso inferior

Al Ayuntamiento le exige que otorgue luz y publicidad al proyecto que presente Adif, para conocimiento de los vecinos, y para que los afectados sepan a «qué se expone el municipio con esta propuesta que mantiene a los núcleos urbanos en el siglo pasado».

Las declaraciones del director general de Adif no han hecho más que desatar una batalla y un malestar vecinal que permanecía latente, desde el pasado invierno, y recupera actualidad cuando los plazos no dan margen para una marcha atrás. Agita el descontento y activa la vigilancia de trámites. «Ahora queremos saber también que cuestiones prometió Adif en mejoras urbanísticas a cambio de que se le permita acometer esta aberración; el caso es que lo hemos presentado en el Senado, hace medio año, y no dan respuesta, señal inequívoca de que ocultan cuestiones que no quieren que se sepan», recuerda ahora Noelia Álvarez al hilo de esta cascada de reacciones que ha resucitado la intervención del director general de Alta Velocidad.

Se agita el debate político, mientras crece la desazón entre los vecinos. El puente que va a reconstruir Adif sobre la N-120, travesía urbana de esta carretera, a través de Párroco Pablo Díez, tendrá un volumen bien diferente a lo que ahora se aprecia. Casi pared con pared, en zona con edificios de viviendas, se debe alcanzar una cota de siete metros de altura, según dicta la normativa para los gálibos verticales en los pasos elevados entre cota superior de carril parte inferior de la estructura, para velocidades iguales o superiores a 160 kilómetros por hora; o 6,5 metros, para inferiores. Ese perfil, entre bloques de viviendas.

Adif hará crecer el puente de Trobajo a siete metros junto a bloques de viviendas
Comentarios