domingo 23.02.2020
Infraestructuras

Adif prevé estrenar en primavera el centro de control ferroviario multi red de León

La nueva estrategia supone el traslado de la gestión del tráfico de trenes desde la vieja estación al edificio del CRC
Obras de adaptación a la Alta Velocidad. MARCIANO PÉREZ
Obras de adaptación a la Alta Velocidad. MARCIANO PÉREZ

Adif prepara cambios inmediato en el centro de control de tráfico centralizado de León, que pasará a esta integrado en el CRC de forma inmediata. Las variaciones responden a la nueva estrategia de control, que asume la entrada en funcionamiento del CRC, que se va a convertir en el primer puesto de mando multired de Adif, que el administrador ferroviario considera una instalación pionera por la gestión de tráfico ferroviario que realizará en tres redes distintas; la de alta velocidad, las vías convencionales y las del ancho métrico.

La integración del CTC de León en el edificio del CRC culminará la renovación emprendida en este servicio de control, que ha planificado la subdirección de operaciones del noroeste de Adif, y que supone una actualización del control del tráfico, que cuenta con un presupuesto de 7,8 millones de euros para las instalaciones de la capital leonesas y Oviedo, además de los centros remotos de referencia distribuidos a lo largo de la red ferroviaria, y el mantenimiento técnico durante veinte años.

La nueva era del centro de tráfico centralizado supone la sustitución actual de los centros de León y Oviedo por otros que disponen de una arquitectura más moderna y fiable, según prevé Adif; en esa propuesta, se aplicará una solución de arquitectura de respaldo, para que cualquiera de los dos puestos de mando pueda asumir la gestión de parte o totalidad del control de tráfico de trenes en caso de que sea necesario, Implica,. Además, que se implantará un protocolo estándar de Adif para telemando de enclavamiento en la tecnología adecuada; y se eliminarán la mayoría de convertidores de protocolo de campo actuales. El sistema de nuevo cuño estará adecuado para la aplicación de nuevos métodos de rutas, regulación o publicación del tráfico.

La sala de operaciones de León contará con capacidad para once puestos de control

La subdirección de operaciones del noroeste de Adif aplica en fase de pruebas los nuevos sistemas; y una vez que se aborden con éxito todas las pruebas previstas se pondrán en servicio los nuevos CTC. La sala de operaciones del centro de control de León, que se integrará en el CRC, dispondrá de una capacidad de hasta 11 puestos, con tres monitores curvos de treinta y cuatro pulgadas, que estarán distribuidos para cinco operadores de CTC, un supervisor, un técnico de circulación, un puesto de simulación y formación, técnico de mantenimiento para preproducción y otro en supervisión y configuración de sistema.

El telemando de energía dispondrá de dos puestos de operadores y uno de supervisor.

Para completar el traslado al nuevo escenario, se dispondrá de puestos con diseño ergonómico y distintos tipos de soportes para monitores, que adecuarán la adaptación del sistema de visualización a la curvatura del puesto; sillas regulables en anchura, regulación del asiento mediante bomba de gas y adaptado a un movimiento rápido del operario.

La actualización del servicio de CTC de León tiene un presupuesto de 7,8 millones

Esta integración ene CRC se prevé que esté completada en primavera; hasta ahora, el CTC se encuentra ubicado en la primera planta del edificio de la estación histórica, desde donde se gestiona y controla el tráfico del noroeste en toda la red convencional del noroeste español.

La nueva salda desde la que se va a disponer el control del tráfico ferroviario recibirá la instalación de un panel videowall curvo, que podrá disponer de una anchura máxima de 29,4 metros y una altura de 1,7 metros. Esta mejora técnica fue licitada el pasado verano por el Ministerio de Fomento, pero se ha dilatado el proceso de adjudicación más allá de las fechas previstas inicialmente.

La entrada en servicio del CRC incrementará en un 33% la carga de trabajo actual

Esas instalaciones del CRC de León disponen de una sala de 371 metros cuadrados, sobre un espacio diáfano y en doble altura, donde se colocará una sala de crisis de casi medio centenar de metros cuadrados. Desde ese punto se prevé controlar más de 1.200 kilómetros de redes distintas: los 190 kilómetros de alta velocidad de la vía a León y hasta Campomanes; más de 900 kilómetros de vía convencional entre León y Palencia, León y Monforte, Medina del Campo (Valladolid), Salamanca y Vilar Formoso, Valladolid y Puebla de Sanabria (Zamora) y Ávila y Salamanca; además, otro centenar de kilómetros entre León y Guardo (Palencia) para la vía estrecha de ancho métrico de Feve. Esta aplicación permitirá incrementar en un 33% la carga de dedicación y trabajo que tenía el centro leonés.

Adif prevé estrenar en primavera el centro de control ferroviario multi red de León