domingo. 14.08.2022
Un agente de la unidad de criminalística
El Servicio de Criminalística de la Guardia Civil logró un perfil genético que sirvió para detener al atracador. BRUNO MORENO

El ADN ha delatado a un hombre de 63 años, E.R.P., residente en la provincia de León, quien supuestamente cometió un atraco hace cuatro años en un oficina bancaria de Medina de Rioseco (Valladolid), donde dos asaltantes obligaron a tres empleados a entrar en un cuarto y los inmovilizaron de pies y manos.

Según han informado este martes fuentes del instituto armado, la operación Almirava ha permitido conocer la autoría de uno de los supuestos autores del robo con violencia e intimidación perpetrado sobre las 08.00 horas del 12 de abril de 2018.

Fue entonces cuando dos hombres con el rostro cubierto irrumpieron en la oficina de Caja Rural Medina de Rioseco y obligaron a la directora y a otros dos trabajadores a entrar en el recinto donde se ubicaba la caja de seguridad y, una vez allí, les inmovilizaron pies y manos.

Minutos más tarde los autores abandonaron el lugar apresuradamente sin lograr el propósito de apertura de la caja.

Posteriormente, se hizo cargo de la investigación el Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid y, en el lugar de los hechos, por parte del Laboratorio de Criminalística, los agentes recabaron numerosas muestras que a la postre resultaron fundamentales.

El Servicio de Criminalística de la Guardia Civil logró un perfil genético, un ADN que pertenece a un E.R.P., con numerosos antecedentes de la misma naturaleza y posesión de armas.

El supuesto autor se encuentra en prisión acusado de un hecho similar al cometido en Medina de Rioseco. 

El ADN delata a un leonés por el atraco a un banco hace 4 años