jueves. 30.06.2022

La compañía de Caminos de Hierro del Norte se ocupó de dotar a la zona de mercancías del ferrocarril en León de una grúa; había trenes y había mercancías. Otra señal de que en materia del ferrocarril cualquier tiempo pasado fue mejor, si se exceptúa la llegada de la alta velocidad. Una grúa de ese tipo está desmontada casi en los confines del terreno ferroviario que circunda a León, con su estructura primitiva, y sus elementos del motor incompletos, con los que se ejerció de palanca elemental en el intercambio que dinamiza la actividad ferroviaria. Carga y descarga, que es una de las causas primarias y elementales sobre las que pivota este sector. Un museo del ferrocarril próximo a la provincia leonesa recibió hace unos meses una oferta para hacerse cargo de este legado. De momento, sigue en León.

Aguaderas de vapor