lunes 25/10/21
El crimen de La Torre

La alta cifra de contagiados entre los testigos ralentiza las investigaciones

La instrucción baja el ritmo en agosto aunque sigue a buena marcha para abrir juicio oral
Vista del lugar donde se produjeron los hechos. FERNANDO OTERO

La incidencia del coronavirus resultó tan elevada entre los principales testigos del crimen de La Torre que en las primeras semanas de la instrucción de la causa el ritmo de trabajo se ralentizó de forma notable por la imposibilidad de llevar a cabo diligencias de instrucción. Ahora se trabaja para recuperar el tiempo perdido, aunque la llegada del mes de agosto no ayuda a ganar tiempo, si bien este mes no deja de ser hábil a efectos de asuntos de estas características o para los de violencia de género.

En principio no hay novedades señaladas en la investigación. Hay dos versiones contrapuestas que exigirán probatura fáctica pero el trasfondo en los dos casos depara un mismo final. En la primera tesis, se trató de una agresión inicial respondida de forma violenta por e grupo que acompañaba al autor confeso, que en el transcurso de la pelea, lanzó una cuchillada mortal al costado del fallecido. La otra hipótesis señala que hubo una discusión inicial que se saldó con una disculpa y que en la reacción posterior, el acusado principal se equivocó de víctima y apuñaló a una persona que no tenía nada que ver con los hechos.

De fondo subyace la postura de la representación letrada del autor del crimen, que alega que la puñalada no era mortal de necesidad y que una concatenación de errores ajenos deparó la muerte del finado, que según su punto de vista podría haber sido evitable porque —siempre según su criterio— se trataba de un daño superficial causado por una herida que tenía dirección lateral hacia el exterior y no trayectoria penetrante con intención de herir de muerte.

Tesis
Mantiene la causa las dos versiones: en una hubo una reacción a la agresión y en otra solo un incidente

El sospechoso también será juzgado el próximo 9 de febrero de 2022 en Penal 2, a las 9.30 horas, acusado de un delito leve de lesiones y de otro delito de hurto, por un episodio que ocurrió en 2019 y por el que el Ministerio Fiscal solicita sendas penas de un mes de multa cada uno. Previsiblemente, este juicio tendrá lugar antes que el que de forma probable se desarrollará en la Audiencia Provincial de León en el que comparecerá como autor confeso de la muerte de un estudiante de la Universidad de León natural de la localidad cántabra de Colindres, la noche del 16 de mayo pasado.

Los letrados de la defensa destacan la disparidad de versiones que ofrecen los múltiples testigos interrogados y el carácter cambiante de sus declaraciones dependiendo de si se han producido en sede policial o si tuvieron lugar ante la jueza instructora. Más adelante se avanzará en las conclusiones definitivas para tratar de hacer luz en la resolución de la instrucción judicial del tema.

La alta cifra de contagiados entre los testigos ralentiza las investigaciones