domingo 23/1/22
Sanidad

La alta tecnología ‘toma’ el Hospital de León con un impulso de 12 M€

La obra del nuevo acelerador lineal ya es muy visible y en 2022 se estrenará, junto con el TAC 4D, un PET-TAC y la sala de hemodinámica
hospital de leon
Las obras del acelerador lineal ocupan un lateral del Hospital. DL

Aunque muchos sueñan con la lotería, la mayor suerte es gozar de buena salud, pero si aparece alguna dolencia, lo deseable al menos es que el sistema sanitario responda. El Hospital de León lleva tiempo decidido a poner en medio del tablero sanitario la tecnología para una atención más eficaz de los pacientes, más precisa y en menos tiempo. Por eso avanza agarrado a un plan trienal de 12 millones de euros para renovar ocho grandes aparatos de Radiología, Cardiología y Hemodinámica, además del mobiliario y los sistemas de climatización y mantenimiento, que acumulan quince años de vida a sus espaldas.

En un centro que efectúa 235.000 estudios radiológicos y de imagen cada año, 10,5 millones de pruebas de laboratorio, 16.000 TAC y casi 5.000 mamografías, atajar la obsolescencia es vital para reducir los tiempos de las pruebas e intervenciones y aportar más garantías a los pacientes.

Uno de los primeros pasos para modernizar tecnológicamente las instalaciones se dio con el Anillo Radiológico hace casi cuatro años. Un hito en el acceso a las pruebas de imagen radiológica (radiografías, resonancias, TAC, mamografías y ecografías) y a los informes de los pacientes, que pueden verse desde cualquier hospital público de la Comunidad. En su primer año se usó 4.740 veces.

Atajar la obsolescencia
El Complejo Asistencial Universitario trata de situarse a la vanguardia de los aparatos médicos

Le siguió en mayo de 2018 la incorporación del robot Da Vinci, de 1,8 millones de euros, que permitió a los urólogos ser pioneros en la extirpación de ganglios con cáncer y melanoma en el miembro inferior masculino. A final de 2020, el Hospital comenzó a usar un revolucionario aparato que en décimas de segundo y con un solo latido fotografía todo el corazón y detecta patologías con mínimas dosis de radiología y alta precisión. El TAC cardiológico de 1 millón de euros donado por la Fundación Cepa González Díez salva vidas.

Otros 2,9 millones permitieron este año comenzar las obras para renovar dos salas de rayos X, otra de hemodinámica, comprar una bomba extracorpórea para cirugía cardíaca y adquirir un telemando de radiología.

El impulso ahora se centra ahora en agilizar las obras del nuevo acelerador lineal donado por la Fundación Amancio Ortega, de 2,5 millones, cuyo gigantesco búnker ya dispone de la solera de hormigón donde se ubicará, previsiblemente, a final de 2022.

Otra modernización afectó a la manera de visualizar las venas y arterias gracias a un angiógrafo digital neurovascular biplano para el servicio de radiodiagnóstico de 1,38 millones, que permitió sustituir el equipo que se estaba utilizando en las instalaciones hospitalarias al cumplir su vida útil el antiguo angiógrafo. Además, los fondos europeos han venido a empujar ese balón de la tecnología hospitalaria, ya que se usarán para cambiar otro acelerador lineal el próximo año; para sumar un TAC-4D, que se acaba de licitar en noviembre y se espera empezar a usar en 2022; y para traer un PET-TAC que llegará en 2023.

Las gammacámaras constituyen otro de renovación tecnológica para lograr mejores imágenes en medicina nuclear para abordar las enfermedades visibilizando en 3D los órganos. Pueden ser usadas tanto para niños como mayores.

En el catálogo de peticiones para modernizar el complejo asistencial, junto con los aparatos de lata tecnología para situar los tratamientos a la vanguardia médica, también se incluye la renovación de la cocina que se puso en marcha en 2004, al tren de lavado y los sistemas de control de los enfriadores del agua de la climatización y mecanizar camas.

Con 230.000 estancias anuales, gran parte de las 832 camas han llegado al término de su vida útil y 200 requieren un recambio más inmediato. El mobiliario clínico lleva menos tramitación y se puede contratar con mayor rapidez que los grandes aparatos que, además, requieren obras.

El Hospital sigue pendiente de la ampliación de la unidad de cuidados intensivos con 2,5 millones, prevista para el próximo verano, lo que supondrá un gran cambio en la fisonomía hospitalaria leonesa, sobre todo, si se acepta la propuesta ya elaborada para crear un nuevo área de REA a la altura de la UCI actual y ampliar las 16 camas de ésta hacia el espacio contiguo de la actual REA.

La alta tecnología ‘toma’ el Hospital de León con un impulso de 12 M€
Comentarios