lunes 23/5/22
Sanidad

La aluminosis del ambulatorio de Pinilla congela la reforma que se esperó 11 años

La obra paró en octubre y lleva visos de retrasarse meses por las diferencias entre la adjudicataria y Sacyl
                      La obra de mejora del centro de salud lleva tres meses parada. RAMIRO
La obra de mejora del centro de salud lleva tres meses parada. RAMIRO

Por si once años de retraso no fueran suficientes, la reforma del centro de salud de Pinilla vuelve a encallar, y esta vez a lo grande. La relación entre la empresa adjudicataria de los trabajos, valorados en 2,5 millones, y Sacyl está rota. La culpa, las discrepancias sobre cómo atajar el problema de aluminosis detectado en los cimientos del edificio una vez avanzada la rehabilitación que comenzó en mayo de 2021.

Mientras la compañía valoró en medio millón de euros la nueva actuación para evitar que el inmueble se derrumbe, Sacyl encargó un presupuesto alternativo a otra empresa, que determinó un coste muy inferior de solo 80.000 euros, según confirman fuentes sanitarias. De modo que la Junta quiso parcelar la solución de la aluminosis con esa compañía más barata, pero la adjudicataria no aceptó injerencias externas en su obra y se rompió la baraja.

El maremágnum legal que sobrevino para decidir el mejor camino a tomar supuso la paralización de la reforma el pasado octubre. Y así sigue, varada entre si es mejor rescindir el contrato con Vilor o supondría cuantiosas indemnizaciones, si habrá juzgado por el medio o arreglo negociado. Sobre la mesa dos opciones: volver a sacar a licitación la rehabilitación de un ambulatorio al que están adscritos 21.000 pacientes o derribar el viejo edificio, que parece más conveniente, eficaz e incluso económico. Como mínimo, las desavenencias se traducirán en un retraso de un año para una obra esencial, según calculan los expertos.

Al menos, los usuarios de Pinilla tuvieron una cierta suerte tras alcanzarse un acuerdo con el Hospital San Juan de Dios auspiciado por el Ayuntamiento y Atención Primaria para trasladarse temporalmente al complejo hospitalario mientras duran las obras con un alquilar de 7.030 euros al mes. Porque la primera propuesta fue instalar unos barracones junto al ambulatorio para la atención a los enfermos.

Desde hace nueve meses, los pacientes de Pinilla tienen en la primera planta de San Juan de Dios los servicios de Pediatría, Enfermería de Pediatría, Matrona, Trabajadora Social, Extracciones y Tarjeta Sanitaria, mientras en la cuarta planta se localizan Medicina General, Enfermería, Sala de Técnicas y Curas, los almacenes, archivos y servicios de cita previa e información.

Las obras tenían un plazo de 18 meses y el alquiler se firmó hasta 2023. El edificio que se quiere modernizar se construyó en 1973, posee 1.309 metros cuadrados y sus problemas estructurales eran conocidos. En sus pilares se habían detectado grietas y en las vigas de la cubierta pérdidas de sección que dejaban al descubierto una armadura oxidada. De hecho, los vecinos consideran que la auditoría previa al inmueble antes de presupuestarse «tuvo que ver esas deficiencias» de aluminosis. Un riesgo de venirse abajo que cambia el planteamiento de la obra. Así que el centro remodelado que debía abrir sus puertas este año con 27 consultas de medicina, enfermería, pediatría, polivalentes y matrona vuelve a esperar.

La aluminosis del ambulatorio de Pinilla congela la reforma que se esperó 11 años
Comentarios