sábado 27/2/21

Cuatro años sin pasar de la teoría a la práctica

Hay una declaración de intenciones que marca el camino de León, de todo el noroeste, en busca de la dotación estructuras; de arterias de comunicación y transporte de mercancías que le igualen a territorios que cuentan desde hace décadas con la bendición de las autoridades. En enero de 2017, la sede de la Federación de Empresarios Leoneses acogió una cumbre con asociaciones empresariales de León, Galicia y Asturias, también Cantabria, para poner en juego las necesidades de desarrollo de todo el territorio que tiene como característica común formar parte de un cordón periférico olvidado. La espoleta fue subirse al tren de la logística, por la ventana que iba a abrir Europa de financiación para extender los corredores prioritarios. Así se fraguó una plataforma para integrar el noroeste español en el Corredor Atlántico; con tiempo suficiente, entonces. Con cuatro años de margen para definir y concretar proyectos con los que concurrir a la ventanilla europea en busca de financiación. Cuatro años después, el tiempo se ha agotado. Hasta 2027 se van a definir inversiones en estructura de movimiento de mercancías para definir el nuevo plan del Conectar Europa; pero proyectos que deben acceder a la financiación que se aprueba este mismo año. El despertar del noroeste se acompañó de cartas al Gobierno central, en busca de la implicación del ejecutivo, igual que de los gobiernos autonómicos, que en pocas fechas contrarrestar el efecto de los agentes económicos y se pusieron al frente de la reivindicación. En el ánimo de implicar a todos los segmentos sociales y económicos, la recientemente constituida como plataforma por el desarrollo logístico del noroeste, llamó a la unión a la sociedad civil. El tránsito de mercancías se convirtió en puntal del ideario de desarrollo económico de todo el noroeste. Llegó la hora de que fluyan las ayudas; y no hay más que conceptos teóricos.

Cuatro años sin pasar de la teoría a la práctica