domingo. 27.11.2022
mesaredonda2
Participantes en la segunda mesa del I Congreso de Turismo Diario de León. RAMIRO

Urbano Seco

El alcalde de Gordoncillo, Urbano Seco, incidió en que "León tiene muchas cosas", pero advirtió de que "faltan algunas esenciales, como la conectividad desde los territorios rurales". "Tenemos un medio ambiente extraordinario, pero todo eso choca con la necesidad imperiosa de conectarnos con cualquier lugar del mundo, a cualquier hora, sin ninguna restricción", reclamó el representante.

Seco reseñó que "la palabra sostenibilidad se está utilizando muchísimo" y apuntó que, "en el medio rural, eso significa vivir con calidad en todas las áreas". "No podemos hablar con teléfono móvil con algunas compañías a 20 kilómetros de León. Es una necesidad para ya", concedió el primer edil de Gordoncillo, quien reclamó que "se pongan todos los medios para generar desarrollo".

Agustín Lobato

El alcalde de Valderas incidió en que su apuesta pasa por "devolver al pueblo lo que es del pueblo: no sólo la historia, sino también las tradiciones y los oficios". "Nuestra intención es volver a llamar a sus hijos del pueblo para que, si están en circunstancias especiales, sepan que tienen su tierra para vivir con mínimos vitales", arengó como invitación para quienes pueden ser los impulsores de iniciativas turísticas. En el municipio, señaló, promueven "la gastronomía vaya a más y que los templos arquitectónicos, como palacios, muchos de ellos privados, se pongan en valor", dentro de una política de "rehabilitar lo público y colaborar con lo privado". 

El regidor abogó por "recuperar los oficios porque tienen un valor extraordinario, como trabajar el cuero, el pan, la gastronomía o el bacalao", como valores de atracción de visitantes. En esta línea, reclamó que "internet funcione y que se pueda vivir con dignidad", lo que conllevará una oferta para que "la gente vea que puede vivir y no tener que emplear dos horas para ir a trabajar".

Javier Revilla

El concejal de Cultura, Patrimonio, Turismo y Fiestas de Valencia de Don Juan, Javier Revilla, apuntó que "hay que empaquetar todo bien y visibilizarlo". En Valencia de Don Juan, remarcó, la apuesta se centran ahora en "crear una Valencia de Don Juan de todo y todo el año" con la que "buscar un visitante puramente de invierno que pueda compensar el balance tan desajustado del verano". "Tenemos un potencial muy grande, pero muchas veces no lo vendemos lo suficiente", adimiutioó el edil, quien citó como ejemplo la inclusión del castillo "en la red nacional" para potenciar su promoción, al tiempo que apostilló que "el museo de la indumentaria tradicional leonesa va a dar oportunidades para conseguir más horas de estancia". El representante coyantino insistió en que "hay muchos elementos para disfrutar" e incidió en que siempre "el turista demanda paquetes y rutas, entre las que hay algunas cosas, pero queda mucho camino por andar en conjunto". Desde esta filosofía, el portavoz del consistorio demandó "mirar hacia la profesionalización para vender el turismo de León en un mercado de más estancia"

 

Javier Carrera

El alcalde de La Bañeza, Javier Carrera, asentó que "el problema del leonés es que no conoce su propia provincia", por lo que abogó por la difusión, porque "se puede tener un tesoro, pero si no se dices, no se sabrá que está ahí". El regidor bañezano admitió que miran "al futuro con esperanza", lo que comienza por "creer en él". "Este sector del turismo va a salir reforzado tras la pandemia", concedió el primer edil, quien avanzó que van a "desarrollar un plan para hacer más atractivo en municipio", que pasa por la promoción del festival de pintura urbana, con el concurso de las nuevas tecnologías, la continuidad de las citas típicas, como "el Carnaval y las motos", pero también "la promoción" de otros valores como "los más de 70 edificios modernistas que llegó a tener la ciudad". Durante su intervención en el congreso, el primer edil destacó que "el visitante viene a ver", aunque también demanda "descanso y disfrute", en el que entra "la riqueza culinaria"

Apostar por la conectividad, las tradiciones y 'empaquetarlo' bien, algunas claves