viernes. 02.12.2022
Instalaciones de Atento, dónde prestan servicios de telemárketing Telefónica y Repsol. DL

Setenta trabajadores han pasado en los últimos meses de Telefónica (Movistar) a Repsol, una maniobra que denuncia el sindicato UGT por la que la empresa Atento quiere evitar despidos y su consecuente pérdida de capital humano. El trasvase viene provocado porque Telefónica iniciará en todo el país un proceso de automatización por el que sus telepeoradores serán sustituidos por sistemas de maquinaria artificial capaces de atender a clientes como cualquier humano.

 

Dicho proceso comenzó en septiembre de este año, cuando Telefónica ofreció bajas voluntarias con indemnización de 10.000 euros y sin derecho a paro. En León, siete operadores que trabajaban en la planta de Atento aceptaron, frente al total de 150 que accedieron en el resto de España.

 

Desde la representación sindical de UGT en Atento, David Gago apunta que «se han producido doce despidos improcedentes» a lo largo del 2019, y piensa que estas prácticas «continuarán» con vista a 2020. «Se trata de máquinas de inteligencia artificial mucho más desarrolladas que los bots, lo que implica una amenaza real para los trabajadores. Nosotros propusimos a Atento que impulsara medidas de formación para no tener que seguir despidiendo a gente, pero fue ignorado», asegura. Sin embargo desde Atento niegan haber recibido cualquier propuesta.

 

Fuentes de la compañía explicaron ayer a este periódico que «las últimas desvinculaciones realizadas en el centro de Atento en León no obedecen a una estrategia de reducir la actividad del centro de trabajo». Así mismo, destaca que el objetivo es «poner la inteligencia artificial al servicio de los agentes para apoyarles en su labor diaria, encontrando el equilibro entre la tecnología y la aportación humana», que califica de «insustituible».

 

Otro asunto que inquieta a los empleados es un posible aumento de la carga laboral ya que en Jaén 200 personas de Telefónica van a pasar a Vodafone, y «el tráfico que esta compañía deja de gestionar allí podría recaer en León», afirma David Gago.

Atento mantiene 70 puestos de trabajo y continúa su proceso de automatización
Comentarios