jueves. 07.07.2022
El servicio mantendrá las ubicaciones de las 20 bancadas existentes y sumará otras 5. FERNANDO OTERO

El nuevo sistema de préstamo de bicicletas vuelve a su origen. Autobuses Urbanos de León SA (Alesa), que fue la que instaló el servicio como mejora adicional de la adjudicación del bus urbano, se hace con el contrato al que concurrió en forma de UTE con Nextbike GmbH. La oferta, única presentada al concurso, resuelve que la mercantil recibirá 431.918,79 euros por la instalación de los nuevos equipamientos y la gestión de su mantenimiento durante los cinco próximos años, sin posibilidad de prórrogas.

El coste, que se asumirá con cargo al programa de cofinanciación europeo para los barrios del norte Edusi, incluye el suministro de 300 bicicletas. 250 para su reparto en la calle y otras 50 como reserva, y la colocación de 25 bancadas de préstamo, de las cuales 20 serán las actuales y las otras se definirán en función de lo que proponga la actualización del plan de movilidad urbana sostenible. Esta infraestructura deberá estar lista en un plazo no superior a seis meses desde la adjudicación definitiva, que está pendiente de que confirme la junta de gobierno local, y se complementa con el compromiso por parte de la concesionaria de la gestión del servicio durante las 24 horas y 365 días al año.

La utilización añadirá a partir de ahora un coste para los usuarios. A la espera de que se haga pública la oferta definitiva, los pliegos establecen como tarifas de referencia cuatro tipos de abono: uno anual de 12 euros, uno mensual de 4 euros, uno semanal de 2 euros y uno puntual de 1 euro. Como se explica en el documento que sirve de guía para las propuestas, «cada vez que el usuario utiliza una bicicleta del sistema, los 60 primeros minutos son gratuitos para él», pero si los supera «se le podrá gravar un precio por hora entera», a la vez que se establece que «tendrán que transcurrir 30 minutos para poder realizar un nuevo préstamo».

El servicio tiene que contar con «la posible futura integración e interacción con sistemas de préstamo de bicicletas de municipios limítrofes», como se cita en los pliegos, donde se reseña que se establecerá «un centro de control» desde el que «se coordinará la gestión administrativa e informática». Entre las prestaciones se apunta la obligación de una «atención telefónica y web para los usuarios» y la necesidad de que disponga de «una aplicación telefónica asociada a él, que permita de manera intuitiva registrarse, realizar el pago por tarjeta, acceder al mapa de ubicaciones, consultar la disponibilidad de bicicletas y anclajes en tiempo real y reportar incidencias».

El Ayuntamiento adjudica el préstamo de bicis a la empresa del bus urbano