domingo 23/1/22

El Ayuntamiento elige a un capitán de la UME para dirigir a los bomberos

Al tercer intento, el consistorio ultima la cobertura de la plaza vacante desde hace 6 años
Fachada del edificio del parque de bomberos de la capital. RAMIRO
Fachada del edificio del parque de bomberos de la capital. RAMIRO

A la tercera, parece que el Ayuntamiento logrará la vencida en su empeño por cubrir el puesto de jefe del servicio de prevención y extinción de incendios. Después de más de seis años desde que quedara vacante, tras la jubilación el 18 de julio de 2015 de su último responsable, Alvaro Rodríguez, el consistorio última el proceso de selección del nuevo mandatario de los bomberos. Resueltos ya los concursos específicos de méritos y la memoria valorada, la puntuación más alta corresponde al capitán leonés de la unidad militar de emergencias (UME) Omar Álvarez Martínez, perteneciente al quinto batallón situado en la base Conde de Gazola de Ferral del Bernesga.

La notificación se apunta ya en el tablón de anuncios de la administración municipal de la capital leonesa como avance del nombramiento con el que se pondrá fin a una situación provisional demorada durante tanto tiempo. La elección se sustenta en un currículum en el que consta su experiencia en la gestión de emergencias dentro de la UME.

Por detrás, se ha quedado otro militar, el capitán de la base aérea Raúl Baños Rodríguez, quien había sido seleccionado en el anterior proceso, pero que al final se anuló al surgir un recurso en el que se defendía que la convalidación de la titulación exigida no era válida.

La existencia de plazo para que pueda darse un nuevo recurso deja por el momento en interrogante el asentamiento de Omar Álvarez como responsable de los bomberos de León. Desde el Ayuntamiento se quiere acelerar todo lo posible, sin vulnerar los plazos administrativos, su entrada en el parque para acabar con la interinidad en el puesto que se ha sucedido con la asunción de las funciones por parte de diferentes cargos intermedios.

Los responsables del consistorio esperan resolver de una vez un problema que empezó a abordarse en mayo de 2017, cuando se convocó el concurso oposición para cubrir la plaza. Entonces, se presentaron 17 aspirantes, pero tan sólo dos superaron el primero de los ejercicios y, en la siguiente prueba, en la que había que desarrollar un tema, ninguno de ellos, ambos técnicos del servicio de Urbanismo del Ayuntamiento, pasó de la nota mínima de cinco. La segunda intentona se registró en noviembre de 2018. En esta ocasión, se programó un concurso específico de méritos para lograr cubrir la plaza de la dirección técnica del servicio de prevención extinción de incendios y salvamento. Sólo se presentó el capitán del Academia Básica del Aire, aunque después de más de un año de trabas y recursos para acreditar la titulación de ingeniero técnico de obras públicas, quedó fuera.

En primavera, se abrió el último proceso, en cuyo anuncio se advertía de que el Ayuntamiento necesitaba «proveer de manera inmediata el correspondiente puesto vacante en la relación de puestos de trabajo mediante un concurso específico de méritos«. Ahora, la administración se afana en cerrar antes de final de año la solución a un problema del que depende la actividad de un servicio tan sensible como los bomberos.

El Ayuntamiento elige a un capitán de la UME para dirigir a los bomberos
Comentarios