miércoles. 17.08.2022
Circulación

El Ayuntamiento estrenará el nuevo radar móvil antes de final del verano

El sistema, adquirido por ‘renting’, le costará a la administración municipal 23.907 € al año
Los agentes se apostaron ayer a mediodía en la plaza de Santo Domingo. M. R.

El vehículo gris metalizado con las pegatinas de la Dirección General de Tráfico (DGT) dejará de servir de advertencia para los vehículos que circulen por encima de los límites de velocidad. El Ayuntamiento de León acaba de adjudicar la contratación de un nuevo sistema de radar que instalará en uno de los coches de la Policía Local antes de final del verano. El equipo le costará a la administración 23.907,12 euros al año, según el acta de la mesa de contratación, en la que se recoge la adjudicación a la única empresa ofertante, Tradesegur, por un periodo de dos años, más dos prórrogas anuales.

El cinemómetro dejará en un segundo plano al radar con el que cuenta en la actualidad el consistorio. El vehículo, cedido por la DGT, se estrenó a finales de noviembre de 2008, en la etapa en la que el ahora alcalde, José Antonio Diez, era concejal de Seguridad y Movilidad. Después de 12 años, la suma de averías hace que, al tener que enviarlo a Madrid para su arreglo dentro del acuerdo con el organismo estatal, los agentes se encuentren cada vez más con la imposibilidad de poder utilizarlo para aplicar las sanciones.

Equipamientos
El dispositivo se instalará en un coche de la Policía y funcionará junto al que cedió la DGT en 2008

Aunque se prevé conservar el vehículo cedido por la DGT, será el nuevo equipo que se instale en las próximas semanas el que se encargue de cumplir con el plan de vigilancia, que marca cuatro emplazamientos por la mañana y otros tantos por la tarde. El cinemómetro «detectará los vehículos que circulan por el área de control, identificará con total precisión el carril por el que circulan y medirá la velocidad de cada uno de ellos» con el objetivo de que dispare «su cámara fotográfica en caso de que la velocidad medida sobrepase el límite preestablecido», según se cita en los pliegos de condiciones del contrato. El acuerdo reseña además que la instantánea del infractor «habrá de serlo lo suficientemente clara como para reconocerlo con un simple golpe de vista, junto con la medición de velocidad, carril por el que circula y otros datos relevantes, como puede ser el geoposicionamiento, para queden registrados en un archivo digital encriptado y a prueba de falsificaciones».

El dispositivo, homologado «de conformidad con la legislación vigente en cada momento para el rango de velocidad entre 20 y 300 kilómetros por hora», servirá para «controlar simultáneamente en modo estático hasta cinco carriles en ambos sentidos con cámara fotográfica de al menos 11 megapíxeles», con la opción de determinar «el carril por el que circula el infractor, incluso si aparecen varios vehículos en la imagen».

El nuevo radar se sumará a los tres fijos que hay instalados en la actualidad. El Ayuntamiento cuenta con tres carcasas repartidas por la ciudad: en el cruce de Oteruelo; en la avenida Real del Ejido, junto al polideportivo Salvio Barrioluengo; y en la avenida de la Universidad, aunque sólo hay un equipo multador, que en la actualidad se halla en esta última ubicación. A mayores, el denominado sistema de disciplina del tráfico, suma cuatro semáforos de foto rojo: en el cruce del paseo de Salamanca con la avenida Palencia; en Alcalde Miguel Castaño con López de Fenar; en Condesa de Sagasta, dirección San Marcos, antes de Lucas de Tuy; y Ramón y Cajal con la plaza de Santo Domingo.

El Ayuntamiento estrenará el nuevo radar móvil antes de final del verano
Comentarios