martes 19.11.2019
ASUNTOS MUNICIPALES

El Ayuntamiento multará también en el entorno peatonal de San Marcelo

El consistorio saca a contratación los semáforos de sanción para Ordoño II y Arco de Ánimas
El tráfico en San Marcelo se restringirá. RAMIRO
El tráfico en San Marcelo se restringirá. RAMIRO

La sombra de los semáforos de control del tráfico no se quedará en los límites de Ordoño II. La junta de gobierno del Ayuntamiento de León celebrada ayer aprobó el inicio del procedimiento para contratar los elementos de regulación que se instalarán en las entradas y salidas de la céntrica avenida, pero con el añadido de un equipo más. No como acopio en caso de averías, sino para su utilización en la calle Arco de Ánimas, lo que convertirá el entorno de San Marcelo, enmarcado por esta vía y Legio VII, en un área restringida dentro de la cual los vehículos sin permiso se enfrentarán a multas de 90 euros.


El contrato sale a licitación con un tipo mínimo de 47.066 euros, de acuerdo a la documentación aprobada ayer por el equipo de gobierno del PSOE. La factura final, con las bajas que oferten las empresas interesadas, servirá para que el Ayuntamiento cuente con los dispositivos instalados en un plazo de «tres meses», como estimó el concejal de Régimen Interior, Movilidad y Deportes, Vicente Canuria. Los equipos suministrados se adaptarán al sistema de control del tráfico que ya tiene el Ayuntamiento operativo en el casco histórico: una infraestructura que lee las matrículas de los vehículos y, en caso de que no estén registradas en la base de datos de usuarios con permiso, remite las multas una vez analizadas las imágenes.

 

La «fórmula» que se empleará en Ordoño, así como en el entorno de San Marcelo una vez que se peatonalicen Arco de Ánimas y Legio VII en los próximos meses, obligará a «aprobar los cambios en la ordenanza», como detalló Canuria. El edil socialista abundó además en que, dentro de este sistema, se mantendrá la misma flexibilidad que en el casco histórico: se «permitirá las entradas de carga y descarga hasta las 11.00 horas», se facilitará el acceso a «los residentes sin plaza de garaje para que descarguen cosas o recojan a personas con problemas de movilidad con un tiempo limitado de media hora» y, de manera excepcional, se permitirá la entrada a «quienes hayan hecho una compra voluminosa y tengan que cargarla».

El Ayuntamiento multará también en el entorno peatonal de San Marcelo