domingo 29/11/20

Un batallón único en España y base del actual polo aeronáutico

Es único en España. No existe otra unidad como el Grosa dentro del Ejército español y su desarrollo, aunque depende del Regimiento de Inteligencia, con sede en Valencia, fue gestándose desde León con personal de Conde de Gazola, donde aterrizó a principios de 2015, aunque no se constituyó oficialmente como tal hasta el 1 de octubre de ese año. Desde entonces, sus RPAS se han convertido en una base sólida para el polo aeronáutico con el que pretende despegar la ciudad y que dio alas también a un gran congreso sobre drones, UAVS y RPAS —terminología con la que se denominan estos vehículos pilotados remotamente en función de su uso— que inauguró, precisamente, el Palacio de Exposiciones de la ciudad y que citó a lo más granado de la industria, tanto a nivel civil como militar.

La Escuela de Ingenierías de la Universidad de León es un caldo de cultivo y una lanzadera para estos proyectos, que en breve sumará el ligado a la sustitución de los actuales satélites espaciales por globos estratosféricos, o el proyecto de la Nueva Era del Transporte, que busca sustituir los actuales coches por vehículos autónomos a todos los niveles. Pese a todo, la huida de la escuela de pilotos Flybyschool recientemente de León —que se acaba de instalar en tierras sorianas— ya ha sido un mazazo para este polo de desarrollo que se vería agravado por la salida del Grosa, una unidad puntera tecnológicamente que ha dado estabilidad durante estos años a este vector de crecimiento para la capital leonesa. De momento, desde el Ejército de Tierra insisten en que la decisión aún no está tomada, pero que sí hay planes de movimientos a nivel nacional que podrían repercutir en el Grosa.

Un batallón único en España y base del actual polo aeronáutico