sábado. 28.01.2023
Un grupo de piquetes.

La decisión del juez de declarar ilegal los servicios mínimos dio ayer un vuelco completo a los efectos de la huelga de la basura en Ponferrada y en el resto de la comarca del Bierzo. Si por la mañana entraron los camiones sin mayores problemas y descargaron la basura donde pudieron, dentro de la planta de Santo Tomás de las Ollas, por la tarde ya no entró ni salió ningún vehículo cargado con residuos. Un grupo de piquetes se situó a la entrada de la planta y allí permanecieron desde las cuatro de la tarde para impedir movimiento de la basura, movimiento que por otra parte no se produjo, dado que al lugar no acudió ningún vehículo de los concesionarios del servicio de limpieza, ni de Ponferrada, ni de otras localidades.

La planta de tratamiento de residuos de Santo Tomás se encuentra completamente saturada, llena. No hay donde verter más basura. De hecho, los cuatro camiones que entraron por la mañana depositaron los residuos para compactarlos donde pudieron, dentro de la nave y en una explanada. Las tolvas están llenas, al igual que el resto de los lugares que habitualmente se usan para este trabajo.

A simple vista, los efectos de la huelga no se notaron ayer en Ponferrada. Los contenedores no estaban llenos durante la jornada, aunque por la noche se esperaba lo peor. Desde hoy martes, la situación sí se podría complicar debido a que ya no puede entrar más basura en la planta de compactación de Ponferrada.

Complicada también será la situación para el resto de las poblaciones del Bierzo, donde en los últimos días de esta huelga han empezado a tener problemas con los contenedores llenos. Las quejas de algunos alcaldes como los del Bierzo Oeste se han vuelto a reproducir y ahora, si el conflicto laboral se acrecienta, la basura será ya perceptible en las calles de Ponferrada y el resto del Bierzo.

Primeros sabotajes . A medida que pasan los días, las incidencias como consecuencia de la huelga van a más. En Ponferrada, en la noche del domingo al lunes, han aparecido los primeros sabotajes contra el material del servicio de limpieza. Varios camiones de la basura aparecieron con las ruedas pinchadas, ocho ruedas en concreto.

El representante del sindicato USO en el comité de empresa en la planta berciana de Santo Tomas de las Ollas, José María Suárez, preguntado por lo sucedido aseguraba no tener conocimiento y en cualquier caso se desvinculaban de cualquier tipo de actuaciones vandálicas de esta naturaleza.

El Bierzo cierra su planta llena con los piquetes en la puerta
Comentarios