martes 15.10.2019
nuevos tiempos

Se busca pueblo abandonado

Una consultora catalana incluye a la provincia de León en la búsqueda de un lugar idóneo para levantar un proyecto turístico de cincuenta plazas en medio del campo que desarrollará un grupo de inversores nacionales .
Se busca pueblo abandonado

manuel c. cachafeiro | león

León es una de las provincias donde la inmobiliaria barcelonesa Laconisdoval, una compañía especializada en la venta de grandes propiedades, está buscando un pueblo abandonado o un conjunto de viviendas que se asemeje para unos inversores nacionales que tienen en mente levantar un complejo hotelero de cincuenta plazas en alguna zona del norte de España.

Así lo confirma su director, Roberto Menetray, quien explica que no sólo se está analizando las propuestas que lleguen de León sino también de otros puntos de la comunidad autónoma y de provincias limítrofes. «Este tipo de iniciativas buscan algo singular. Un pueblo abandonado, un monasterio con terreno suficiente alrededor. Algo diferente, en definitiva», señala el promotor. En su página web se venden algunos de los edificios más emblemáticos de León que están en busca de comprador, como el teatro Trianón, el castillo de Quintana del Marco o el palacio de Jabalquinto, en León capital.

En Galicia y Asturias ya se han vendido algunos pueblos enteros para el desarrollo de proyectos de este tipo. En León hay una veintena de pueblos abandonados pero hay muchos más donde apenas vive nadie.

El abandono o la infrautilización de fincas y propiedades rurales abren la puerta a su conversión en focos de atracción de turismo, según Laconisdoval. «Caserones, casas montañesas y alguna que otra casa señorial en desuso, pueden ser utilizadas para rentabilizar el interés por el campo. Eso sí, en no pocos casos será necesaria una profunda rehabilitación de la propiedad para su adecuación al nuevo modelo comercial que se va implantar en la misma. Esto no tiene por qué ser un obstáculo sino más bien una oportunidad para lograr mejores resultados», añaden desde esta consultora.

«Al fin y al cabo, apenas hay que modificar elementos estructurales de las viviendas señoriales para convertirlas en casas rurales. Sus considerables dimensiones y su elevado número de estancias interiores propician que la mayoría de actuaciones se circunscriban a la decoración y a la instalación de comodidades modernas».

Camposolillo, otro de los pueblos abandonados de la provincia. RAMIRO

Se busca pueblo abandonado