jueves. 07.07.2022
undefined
Fachada de los juzgados de León. RAMIRO

La tasa de pendencia de los juzgados de León, el barómetro que mide la situación del atasco judicial que soportan los órganos de la provincia, se redujo un 12,7% en el ultimo año, de tal forma que en la actualidad, para eliminar la carga pendiente solamente se necesitaría cerrar las salas durante cinco meses trabajando los jueces al mismo ritmo que ahora. En algunos momentos del año 2020 la acumulación llegó a ser tal que se fijó en treinta meses el periodo que se necesitaría para poner el contador de causas pendientes a cero.

En 2021, la actividad de los órganos judiciales leoneses volvió a la  normalidad, que se había visto alterada durante 2020 por la crisis sanitaria  del coronavirus, tal y como muestran los datos contenidos en el informe  estadístico sobre la Situación de los órganos judiciales en el cuarto trimestre  de 2020, difundido por el Consejo General del Poder Judicial.  

dl23p5g1

El pasado año, ingresaron en los juzgados y tribunales 53.714 asuntos,  un 17% más que en 2020, y apenas un 0,1 % menos que en 2019. En el  mismo periodo, se resolvieron un total de 52.773 asuntos, un 18,8% más  que en 2020, y un 4 % más que en 2019; y quedaron en trámite 25.894  asuntos, lo que representa una disminución de la pendencia del 3,8 %  respecto al final de 2020. 

En la jurisdicción Civil el número de asuntos ingresados en 2021 fue de 13.920, lo que ha supuesto un incremento del 21,9% respecto al año  anterior, y del 8,4% respecto a 2019. En esta jurisdicción se resolvieron 12.253 asuntos, un 2364% más que en 2020, y un 15,1% más que en  2019. 
Este nivel de actividad permitió que la pendencia se mantuviera  estable, con 7.989 en trámite a final de año, un 7,7 % por ciento más  que al término del anterior ejercicio.  

Penal

Los 9.066 asuntos ingresados en la jurisdicción Penal representan un  incremento del 11,7% respecto a 2020, aunque se quedaron un 6,2% por  debajo del nivel de ingresos de 2019. Los asuntos resueltos sumaron  9.396, un 14,1% más que en 2020 y un 4,8% menos que en 2019, y  los pendientes ascendieron a 3.078, es decir, un 0,8% menos que un año  antes.

En la jurisdicción de lo Contencioso-Administrativo se registraron 1.015  asuntos, un 42,3% más que el año anterior y un 9,9% menos que en 2019.  Los 1.009 asuntos resueltos supusieron un incremento del 45,5% respecto  a 2020 y un descenso del 0,9% en relación con 2019. Pendientes de  resolución quedaron a final de año 529 asuntos, un 6,2% más.  

Los asuntos registrados en la jurisdicción Social, 4.237, aumentaron un 17% respecto a 2020 y un 3,1% en relación con 2019. Se resolvieron  4.288 asuntos, un 18,8% más que el año anterior y un 15,1% más que  en 2019; y los 2.889 asuntos en trámite a final de año representan un 6,7% menos que los del cuarto trimestre de 2021.

Análisis nacional

A nivel nacional, ingresaron en los juzgados y tribunales 6.270.334 asuntos, un 13,4% más que en 2020, y apenas un 0,1% menos que en 2019. En el mismo periodo, se resolvieron un total de 6.321.593 asuntos, un 20,9% más que en 2020, y un 4% más que en 2019; y quedaron en trámite 3.145.054 asuntos, lo que representa una disminución de la pendencia del 0,5% respecto al final de 2020. La evolución de la tendencia se marcará de una forma más definitiva en los próximos meses, para comprobar si la progresión sigue los mismos términos que hasta ahora. 

Caída récord del atasco judicial en León