miércoles 19.02.2020
Tributos

El cálculo excesivo de Hacienda hace que los ayuntamientos le tengan que devolver 7,3 M€

La población y la caída del consumo hacen que la liquidación de 2017 sea negativa para 153 de los 211 municipios

DL17P7G1

Hacienda se pasó de cálculo y, ahora, son los ayuntamientos los que tienen que pagarlo. Los municipios leoneses tendrán que devolver a las arcas públicas 7.381.924,19 euros que recibieron de los anticipos a cuenta de la Participación en los Tributos del Estado (PIE) en el ejercicio 2017. La diferencia sale del desfase entre la estimación que hizo el ente ministerial, basada en parámetros de población y previsiones de consumo, y los registros que al final se dieron y que en toda España suman 382,8 millones. La cuenta, hecha oficial estos días dentro de la liquidación de ese ejercicio presupuestario, tendrá una incidencia más acusada en la Diputación, que debe reintegrar 4.096.957,19 euros y en el consistorio de la capital leonesa, al que le afecta una factura de 1.098.768,96 euros. Los otros 2.186.197,77 euros El resto se reparte entre otras 152 administraciones municipales, sobre todo Ponferrada con 456.191,12 euros y San Andrés con 197.824,89 euros. En el lado opuesto de la balanza quedan los 58 restantes de la provincia, que esperan ya los 194.007,34 euros del saldo dispuesto a su favor.

La liquidación, más allá de mostrar el cálculo erróneo de las estimaciones de los responsables de Hacienda al hacer el presupuesto para el ejercicio 2017, refleja la contracción sufrida por el gasto de los ciudadanos y la incidencia de la reducción del padrón poblacional. La cuenta, tanto en la Diputación como en el Ayuntamiento de la capital leonesa, que entre dentro del régimen cesional, tiene, se nutre sobre todo de dos parámetros: el fondo complementario de financiación, que está basado en lo que le corresponde a cada administración en función del número de habitantes, y la cesión de los impuestos directos e indirectos que recauda el Estado. La incidencia de ambos muestra que el consumo quedó muy por debajo de lo que se había estimado, como detallan los datos negativos del IRPF y el IVA. La misma línea siguen el resto de variables que se toman en consideración, como el alcohol, los productos intermedios y las labores del tabaco, con las únicas salvedades de dos productos que han tenido una recaudación superior a la que estaba prevista: la cerveza y los hidrocarburos, aunque las cantidades son insuficientes para enjugar los saldos negativos que presentan el resto.

Exceso
La Diputación tendrá que reintegrar a las arcas del Estado más de 4 millones de euros durante este año

Lado opuesto
Sólo 58 ayuntamientos de la provincia se libran y recibirán saldos a favor por parte de Hacienda

El desfase hace la institución provincial y los ayuntamientos tengan que anotar la merma que sufrirán ya en este año. No será necesario que tengan que reintegrar el déficit detectado en la liquidación mediante una aportación directa a la Hacienda Pública, sino que verán como las aportaciones mensuales que reciban por la Participación en los Ingresos del Estado en esta anualidad se ven aminoradas de manera proporcional para saldar la cuenta. El esfuerzo será menor en todo caso que el que tuvieron que afrontar con las liquidaciones de 2008 y 2009, cuando la sobreestimación de ingresos apuntada por los responsables del ente ministerial ocasionaron un agujero que, tan sólo en el Ayuntamiento de León, alcanzó los 12,8 millones de euros e hizo necesario su detracción durante un periodo de 10 años para no afectar a la ya delicada economía de la administración municipal.

Fuera de esta situación quedan 58 ayuntamientos que recibirán un extra, todos ellos fuera del modelo de cesión. El más beneficiado será La Pola de Gordón con 14.359,71 euros, seguido de Sabero con 11.812,71 euros, Igüeña con 11.671 euros y Páramo del Sil con 10.485,7 euros.

El cálculo excesivo de Hacienda hace que los ayuntamientos le tengan que devolver 7,3 M€