martes. 29.11.2022

«El Gobierno autonómico sigue privatizando y deteriorando la sanidad con la connivencia del Gobierno central. Así, ya sólo el 60% de las camas disponibles en la provincia son públicas. El otro 40% de las camas, que cubren necesidades estructurales, pertenecen ya a empresas privadas», es la denuncia planteada ayer públicamente por parte del colectivo CAS en León, el Bierzo y Laciana. El déficit histórico de infraestructuras sanitarias, el envejecimiento de la población y el escaso gasto sanitario por habitante desde hace décadas han provocado con la crisis del covid «el colapso del sistema», subrayan. La situación, añaden, es visible en «centros sobrecargados, cierre de consultorios y el brutal incremento de las listas de espera, que está empujando cada vez a más personas a los seguros privados, auténticos ganadores de esta crisis». Ante esta situación, en lugar de reforzar los centros públicos, el Sacyl echa mano de los conciertos privados, «instrumento legal para derivar el dinero de nuestros impuestos a centros privados», para la realización de pruebas diagnósticas o cirugías de baja complejidad, que se podrían realizar en los centros públicos si se les dotara adecuadamente de recursos.

En el caso del área de León, la Gerencia del Hospital ha renovado dos años más y por 22 millones de euros, el concierto con el hospital privado San Juan de Dios. Con esos 11 millones de euros anuales, se podrían contratar durante un año 75 médicos, 125 enfermeros y enfermeras y 100 auxiliares administrativos, según los cálculos realizados por el colectivo. En el caso del área de El Bierzo, la Gerencia del Hospital dedicó en 2019 casi 5 millones de euros a conciertos privados con la Clínica Ponferrada y el Hospital de La Reina, dinero con el que se podrían contratar durante un año 40 médicos, 60 enfermeras y 50 auxiliares administrativos.

CAS denuncia «el deterioro de la sanidad en connivencia con el Gobierno»
Comentarios