martes. 28.06.2022

Castilla y León acumula en lo que va de año veinte accidentes laborables con resultado mortal, cuatro de ellos el pasado abril (tres por infarto y uno por caída) para confirmar un alza respecto al mismo mes del pasado 2021, lo que el sindicato CC OO atribuye a la falta de una seguridad apropiada.

Todos estos accidentes «eran evitables, lo que pone de manifiesto una siniestralidad originada por la ineficacia o la inexistencia de unas condiciones de seguridad adecuadas», explicó ayer el secretario de Acción Sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente de CC OO en Castilla y León, Fernando Fraile Sanz. Durante los primeros cuatro meses de 2022 se han registrado en Castilla y León 9.265 accidentes de trabajo, un 3,14% más que durante el mismo periodo de 2021. Veinte de esos 9.265 percances han sido mortales, 69 graves y 9.176 de tipo leve, mientras que la inmensa mayoría se ha producido durante la jornada laboral (8.495), un 5,19% más, y 770 en desplazamiento.

CC OO constata el aumento de la siniestralidad laboral