domingo 17.11.2019
INVERSIONES

La central de biomasa se ubicará en Nava y triplicará la inversión hasta los 18 M€

La junta vecinal cede las 5,2 hectáreas en las que irá la caldera para abastecer al Hospital, el campus y centros públicos.
La central de biomasa se ubicará en Nava y triplicará la inversión hasta los 18 M€

álvaro caballero | león

Ni en Eras de Renueva, ni en Cantamilanos. La central de biomasa se ubicará en terrenos de Navatejera, justo detrás de las naves de la antigua factoría de Forjados Rubiera y en la linde con los terrenos del Seminario Menor. Allí, en un área sin poblar, en la atalaya de los Altos del Duero, será donde se desarrolle el proyecto de generación de energía que distribuirá calefacción y agua caliente sanitaria para abastecer a los dos complejos públicos más grandes de León, el Hospital y el campus universitario de Vegazana. Pero no se quedará ahí. Con una inversión de 18 millones de euros que asumirá la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl), el triple de lo que se había previsto en el planteamiento inicial, la infraestructura ramificará sus tuberías para llegar hasta los centros administrativos de Eras de Renueva, en una primera fase, y a las comunidades de vecinos que quieran adherirse, en segundo término.

La caldera, que generará 10 puestos de trabajo directos para atender las instalaciones una vez construidas y decenas durante la construcción, tendrá asiento en dos parcelas, con 52.000 metros cuadrados totales, pertenecientes a la junta vecinal de Navatejera. La pedanía, encuadrada dentro del término municipal de Villaquilambre, firmará un acuerdo con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta por el que cederá el uso del suelo durante un periodo de 50 años, a cambio del abastecimiento de calefacción y agua caliente en el polideportivo y la piscina, donde en la actualidad la factura de gas natural que debe afrontar el pueblo supera los 5.000 euros mensuales de media.

La superficie disponible para la central rebasa con creces los apenas 14.200 metros cuadrados que abarcaba el emplazamiento de Cantamilanos, a la vez que se aleja de manera considerable de las zonas edificadas y de los centros educativos. Salvados estos obstáculos, la parcela elegida no pierde la ubicación estratégica que se buscaba: cercana al complejo hospitalario y al campus universitario de Vegazana. Esta cercanía del centro de transformación es el principal valor para la elección del terreno, puesto que permite que se reduzcan los costes de las canalizaciones con las que se suministrará la calefacción y el agua caliente sanitaria. Además, abaratará de forma considerable la factura de combustible ya que, sólo en el Hospital de León, se gastan 1,5 millones de euros cada anualidad.

La red abarcará también a la casi una veintena de edificios públicos que había ya previstos en el primer proyecto: el Centro del Fuego, el Musac, el Ente Regional de la Energía (Eren), la delegación provincial de la Junta, el auditorio Ciudad de León, las instalaciones de la Tesorería General de la Seguridad Social, el colegio Camino del Norte y el IES Eras de Renueva.

Los cálculos iniciales que manejan las administraciones públicas fijan que la caldera de biomasa impulsada por el Somacyl contribuirá a reducir 52,2 millones de kilos de dióxido de carbono (CO2) anuales, lo que supone el 94% del vertido en la actualidad a la atmósfera. Estas emisiones son las que efectúan 326 chimeneas en la actualidad, de acuerdo a los estudios que manejan los redactores del proyecto de construcción.

La central de biomasa se ubicará en Nava y triplicará la inversión hasta los 18 M€