viernes 27/5/22
Sanidad

Cien médicos y enfermeras se apuntan al trabajo de tarde para aliviar Primaria

La medida permite atender a 6.200 pacientes más a la semana con un desembolso de 40.500 € por las horas extra
Trabajadoras de la Sanidad preparan dosis de vacunas frente al covid en el Palacio de Exposiciones de León. MARCIANO PÉREZ
Trabajadoras de la Sanidad preparan dosis de vacunas frente al covid en el Palacio de Exposiciones de León. MARCIANO PÉREZ

La primera medida del nuevo consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, de incentivar el trabajo voluntario por las tardes de los médicos y enfermeras para aliviar la alta presión asistencial de Atención Primaria se ha traducido en una buena respuesta por parte de los profesionales leoneses, ya que setenta de ellos se han sumado a la iniciativa, además de 25 Médicos Internos Residentes (MIR).

En concreto, 40 enfermeras y 23 facultativos han dicho que sí al trabajo vespertino en León, junto con seis médicos y una enfermera jubilados y los 25 MIR de tercer y cuarto año. Sanidad pretende así estirar la jornada laboral sanitaria de forma organizada para reducir las listas de espera en Atención Primaria, un escalón asistencial sobresaturado por la avalancha de casos positivos en esta sexta ola y las nuevas tareas de vacunación, seguimiento y pruebas covid que llevan recayendo sobre las espaldas de los médicos y enfermeras desde hace dos años.

Vázquez pidió hace tres semanas un esfuerzo extra a los profesionales para que trabajen también por la tarde con una compensación de hasta 314 euros para los médicos que se impliquen en la tarea (110 euros para los MIR como horas de guardia) y de 209 euros para las enfermeras. La condición es que los adjuntos (médicos de Familia) y las enfermeras atiendan en cuatro horas de tarde, de 16.00 a 20.00 horas, a 30 pacientes presenciales, mientras los MIR y los jubilados gestionan a 40 usuarios no presenciales, fundamentalmente, asumiendo trabajo burocrático de gestión de bajas y altas, llamadas de seguimiento covid y recetas. El tope de tardes a realizar se sitúa en dos a la semana si la saturación es grande. De modo que en la primera semana de implantación, se aligeró en 6.200 pacientes la demanda de consultas, 3.780 de ellas presenciales, y Sacyl desembolsó unos 40.500 euros a los voluntarios.

En cuatro horas más
Los voluntarios de León son 29 facultativos (seis jubilados), 41 enfermeras (una pensionista) y 25 MIR

Ese esquema se repitió la segunda semana, pero en esta tercera las tardes extra por profesional se han reducido al haber logrado mermar las listas de espera y descender la presión covid. El gerente de Primaria en León, Juan Luis Burón, valora que ese refuerzo humano «está ayudando a modular la demanda» en los centros de salud, al tiempo que permite dar una respuesta a los casos urgentes dentro del mismo día y dedicar mayor tiempo a los pacientes. Sanidad pretende que toda la actividad que sobrepase el horario de mañana en los ambulatorios se vea en la misma jornada por la tarde con este personal voluntario, ya que no parece «ético dejar a pacientes en la sala de espera». La medida reconoce, además, al profesional y beneficia el paciente con una mayor presencialidad, «que es la clave de la buena asistencia», según expuso Alejandro Vázquez en la Mesa Sectorial.

La oferta del Servicio de Salud de Castilla y León es extraordinaria y se ciñe, a priori, solo a los meses de enero y febrero. Está reservado a licenciados especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y a Pediatría y Enfermería de Primaria. Sanidad busca atender la agenda programada y a demanda e incrementar la actividad presencial.

Cien médicos y enfermeras se apuntan al trabajo de tarde para aliviar Primaria
Comentarios