miércoles 24/2/21

Cinco horas con míster Bezos

El padre del dueño de Amazon y ‘The Whasington Post’ hace un viaje relámpago a León para conocer la ciudad y los programas de la Universidad de Washington, de los que es benefactor.
Miguel Ángel Bezos visitó durante media hora el interior de la Catedral de León.

Confiesa que fueron él y su esposa, Jackie, quienes dieron a su hijo Jeff los primeros 300.000 dólares para emprender su sueño empresarial, una librería online que se empezó a desarrollar en un oscuro garaje de Seattle hace dos décadas. Hoy, aquel plan de negocio lleva el nombre del río más caudaloso del planeta (Amazon, en inglés) y ha convertido a su creador en el undécimo hombre más rico. Por tener una idea, con el 1% de su fortuna personal, Jeffrey Bezos acaba de adquirir el periódico The Washington Post. Ayer, su padre, el hombre que le prestó sus ahorros «a riesgo de que no volviera a cenar en casa si perdía la inversión» —bromea al recordar la anécdota— realizó una visita relámpago a la ciudad de León. Cinco horas en las que Mike Bezos —o Miguel Ángel, como él mismo se presenta— siguió un intenso paseo turístico por la zona monumental antes de visitar la sede leonesa de la Universidad de Washington, de cuyos programas es benefactor.

El filántropo Miguel Ángel Bezos nació en Cuba, aunque su familia es originaria de Villafrechós (Valladolid). «Hace más de 90 años que mis abuelos, mi padre, mis tíos y mis tías emigraron allí», relata al salir de la Catedral, su primera parada. Él llegó a los 15 años a Estados Unidos gracias a la Operación Pedro Pan, el proyecto de un párroco católico de Florida que sacó a cientos de jóvenes de Cuba tras el establecimiento de Fidel Castro. Vivió en una misión católica, se graduó en un instituto de Delaware y posteriormente se mudó a Alburquerque (Nuevo México) para estudiar en la universidad. Allí conoció a su mujer, Jackie, que ya tenía un hijo de una relación anterior. Se casó con ella y adoptó al niño, Jeffrey Preston Bezos, después fundador de la galaxia Amazon. Ha tenido dos hijos biológicos. Entre todos han dado a Miguel once nietos, su «mayor orgullo», asegura. Su trayectoria laboral estuvo ligada durante treinta años al gigante petrolero Exxon Mobile.

Hoy por hoy, Miguel Bezos es vicepresidente y cofundador de la Bezos Family Foundation, una entidad sin ánimo de lucro que preside su esposa junto a sus tres hijos y sus esposas como directores. A través de las inversiones en investigación y programas públicos, la fundación tiene como objetivo elevar el campo de la educación y mejorar los resultados en la vida de los niños, además de contribuir a diferentes investigaciones médicas. Por esta razón, en diciembre del año pasado la Orden de Alfonso X el Sabio otorgó a la familia Bezos la Gran Cruz, condecoración que le será entregada hoy en el Museo Nacional de la Escultura de Valladolid por parte del ministro de Cultura, José Ignacio Wert. El acto, al que acudirán diversas personalidades, tendrá lugar a las diez de la mañana. Esa es la verdadera razón que ha traído a España al filántropo, que llegó desde Madrid poco más tarde de la una para trasladarse a Valladolid a eso de las seis, tras el almuerzo en el Parador de San Marcos.

Sencillo en el trato y sin la escolta que se espera en una familia multimillonaria, míster Bezos escuchó durante media hora las explicaciones de una guía en la Catedral y se mostró verdaderamente sorprendido por la talla de la Virgen embarazada, una de las 90 que pueden existir en todo el mundo. Como si fuera un turista más, tomando fotografías con su pequeña cámara, el filántropo se mostró muy amable con un pequeño grupo de estudiantes de la Universidad de Washington que se acercaron hasta el Palacio del Conde Luna para saludar al benefactor, dado que la familia Bezos es uno de los principales donantes que propician el intercambio de programas y estudiantes entre Seattle y León, 102 en lo que va de año. El filántropo opina que «recortar mucho [en educación] puede ser dañino».

La delegación de Bezos estuvo integrada por el cónsul honorífico de España en Seattle, Luis Fernando Esteban, y la provost (similar a rectora) de la Universidad de Washington, Ana María Cauce, a quienes acompañó en todo momento el concejal de Cultura del Ayuntamiento de León, Juan Pablo García Valadés.

Cinco horas con míster Bezos