domingo. 04.06.2023

La cita urgente en la Unidad de Diagnóstico Rápido logró detectar 300 casos de cáncer

Casi 2.900 pacientes pasaron por su sede en el Monte San Isidro y los 1.035 de primera consulta fueron atendidos el mismo día
El responsable de la Unidad de Diagnóstico Rápido, José Antonio Herrera Rubio, junto a dos de las enfermeras del equipo. P.I.
El responsable de la Unidad de Diagnóstico Rápido, José Antonio Herrera Rubio, junto a dos de las enfermeras del equipo. P.I.

Sin burocracia sanitaria ni volantes y casi ipso facto. La Unidad de Diagnóstico Rápido (UDR) del Complejo Asistencial Universitario de León, que comenzó su andadura en mayo de 2012 para diagnosticar con celeridad enfermedades potencialmente graves, cumple objetivos. El año pasado recibió en su consulta a 1.035 pacientes nuevos antes de las 72 horas del rango que tiene asignado y a otros 1.844 en consultas sucesivas.

Es más, la agilidad que muestra esta unidad se traduce en que el tiempo medio de espera para que los enfermos sean vistos por primera vez fue en realidad de 0,46 días de media, es decir, prácticamente sólo unas horas después de que el médico de cabecera, de urgencias o de otros servicios del Hospital leonés pidan poder remitirlos a la UDR.

De modo, que los indicadores que monitorizan la actividad y calidad de este servicio ubicado en el Monte San Isidro que funciona desde hace 13 años avalan su éxito. Quizás, lo más llamativo es que el año pasado diagnosticó medio millar de enfermedades graves, entre ellas 305 neoplasias tumorales, y lo hizo antes de cinco días (4,9 días de media) tras ver al enfermo en la consulta, mandar efectuarle las pruebas pertinentes y concluir lo que padece a la vista de los resultados.

Desde el teléfono
«El enfermo no puede citarse con nosotros. Los remiten los médicos de primaria o el Hospital»

La clave para diagnosticar con esa celeridad radica en la organización del trabajo. En la UDR «el enfermo no puede citarse con nosotros. Es el médico de primaria en el 55-60% de los casos y el resto de médicos de especializada y de Urgencias quien nos pide remitírnoslo por ser sospechoso de una potencial enfermedad grave. Les recibimos el mismo día (al 98%), y de la consulta salen con hora y fecha inminente para un TAC o un escáner, gracias a que disponemos de la inestimable colaboración de todo el Hospital y nos dan preferencia», explica el responsable de la UDR, José Antonio Herrera Rubio, especialista en medicina Interna.

Dolencias más vistas
El síndrome general, las anemias, las adenopatías, las alteraciones radiológicas y la fiebre

Todo con varias llamadas, sin papeles y sin hospitalización, porque la UDR se controla «desde el teléfono, que es la vía de entrada de los pacientes», precisa. La unidad funciona como alternativa a la hospitalización siempre que el paciente esté en condiciones físicas de acudir a su sede en el Monte San Isidro. «No hacemos nada exótico, sobre la marcha se les realiza un análisis de sangre, y si hay que sacar líquido, se hace una biopsia para ganar tiempo. Las gestiones las hacemos nosotros, no el paciente, porque en cada trámite que efectúa el enfermo por la vía ordinaria se va la vida. Y de salir con tres papeles del médico para que te gestiones tú mismo las siguientes citas, de aquí marchas con la cita cerrada para las pruebas y sin volantes», explica. Herrera reconoce que «a todos los pacientes les corre prisa su diagnóstico, desde el que tiene un juanete que le hace la vida imposible a quien padece una enfermedad del aparato circulatorio, pero nadie se muere de un juanete y sí de un cáncer de cerebro, de ahí la justificación de que esta unidad valore a los potencialmente graves y no a todos», indica. Las cuatro enfermedades que más ven en la consulta son el síndrome general (pérdida de peso y afectación de estado general); la anemia; las adenopatías (ganglios inflamados); las alteraciones radiológicas y la fiebre. «De cada tres enfermos que entran por la puerta, uno tiene un tumor y de cada dos que entran, la mitad tiene un proceso grave».

Este año llevan 362 pacientes nuevos y desde que se abrió en 2012 la unidad, 6.276.

La cita urgente en la Unidad de Diagnóstico Rápido logró detectar 300 casos de cáncer
Comentarios