viernes 27/11/20
Empresas

El Clúster de Salud emplea ya a casi 1.400 personas y factura 185 millones de euros

Biotecyl desarrolla el proyecto de Industria Conectada 4.0 para impulsar la transformación digital en el sector sanitario
El proyecto impulsa la industria 4.0 en salud. M. PÉREZ
El proyecto impulsa la industria 4.0 en salud. M. PÉREZ

Biotecyl, el Clúster de Salud de Castilla y León, agrupa a empresas (buena parte de ellas en el polo farmacéutico y biotecnológico leonés) que suman ya 1.375 trabajadores y una facturación cercana a los 185 millones de euros. Los 30 socios con los que cuenta en la actualidad representan más del 1% del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León, y representan casi el 20% del total de las empresas del sector de salud de la Comunidad. Especialmente en los sectores de fabricación de productos farmacéuticos de base, especialidades farmacéuticas e investigación y desarrollo experimental en biotecnología. La mitad del empleo en todos estos sectores en la autonomía lo generan las compañías integradas en el clúster, que preside Rocío García Cañamaque.

 

El clúster celebró ayer en el Parque Tecnológico de León una jornada de trabajo para poner en contacto a las empresas desarrolladoras de tecnología con las empresas del sector sanitario, en el que participaron alrededor de 50 compañías.

 

La agrupación empresarial está desarrollando el proyecto Indexcyl, Industria Conectada 4.0 en el sector de la salud en Castilla y León, que según explica Mercedes Becerra, gerente de la organización, «pretende contribuir a la transformación digital de las empresas y entidades del sector. Biotecyl actúa así como agente dinamizador de la innovación, «impulsando proyectos y actuaciones que estén a la vanguardia del conocimiento y las tecnologías».

 

En el clúster se agrupan desde startups a empresas consolidadas, centros tecnológicos, grupos de investigación, universidades, hospitales, pacientes y administración pública, lo que supone que «implica a toda la cadena de valor en el sector de salud». Un sector que, según remarca Becerra, «tiene retos como adoptar modelos logísticos inteligentes, adaptarse a la hiperconectividad de los pacientes y las distribuidoras, mantener el nivel de los equipos de pruebas médicas y producción,... Junto con el avance de la medicina personalizada, la interconexión de sistemas de atención a pacientes, la gestión masiva de datos de pruebas clínicas,...

 

El avance de la industria 4.0 en el sector de la salud supone un reto para las empresas, pero también abre oportunidades tanto desde el punto de vista empresarial como de la investigación, ya que aporta mayor capacidad de tratamiento de datos, establece patrones y modelos predictivos de enfermedades,... «Por otra parte, aporta novedades desde el punto de vista social, en la prestación de los servicios sanitarios. Y debe hacerlo además generando en los pacientes confianza suficiente».

 biotecyl

Mercedes Becerra y Rocío García Cañamaque. M. PÉREZ

En este entorno, según explicó ayer la gerente de Biotecyl, el proyecto que desarrolla con fondos Feder y la colaboración de la Junta identifica proyectos que permitan incorporar aplicaciones y desarrollos innovadores vinculados a Big Data, computación en la nube, robótica y control de procesos en el sector de la salud.

 

Además, la iniciativa presta especial atención a la «correcta formación y capacitación de los trabajadores en todos los niveles, avanzando hacia perfiles especializados que convivan y desarrollen su actividad junto con las nuevas tecnologías», señalan desde el clúster.

El Clúster de Salud emplea ya a casi 1.400 personas y factura 185 millones de euros