martes 15.10.2019
LEÓN ■ OBRAS EN LA CIUDAD

Colocan el último canto en la plaza del Grano para cerrar 16 meses de obras

La intervención permite recuperar el emblemático espacio tras un proceso muy polémico
Colocan el último canto en la plaza del Grano para cerrar 16 meses de obras

El último canto de la rehabilitación del Grano quedó colocado ayer. Dieciséis meses después de que comenzara de manera efectiva la intervención, cuyo proyecto se arrastraba sin ejecutar desde el concurso de ideas resuelto en noviembre de 2011, los operarios de Decolesa cubrieron el paño que quedaba para completar el dibujo. Ya se puede ver. La plaza recupera su imagen tradicional sin perder el esquema original del empedrado, pero con la ampliación de las aceras del perímetro y su elevación al mismo nivel que los morrillos de la zona central. No hay otro cambio sustancial, ni alteración urbanística del espacio, cuyas obras fueron cuestionadas con vehemencia hasta sacar a la calle, hasta en tres ocasiones, a millares de leoneses que temían que la actuación hiciera perder su esencia a uno de los rincones más auténticos que quedan en la ciudad, a pesar de que los planos del arquitecto Ramón Cañas Aparicio defendían lo contrario.

Ahora, cada cual podrá juzgar el resultado de la recuperación del Grano, en la que se han invertido 535.866,61 euros: 242.581,68 euros en la primera y segunda fase, que abarcaron el ensanche de las aceras del perímetro y la reurbanización de las calles Capilla y Mercado, y 293.284,93 euros en la tercera, que levantó por completo la plaza, asentó la base para corregir el deterioro que se arrastraba desde la anterior obra, en 1989, y volvió a colocar uno por uno cada canto rodado en la misma disposición que tenía antes. Sin perder de vista las guías, la estructura reproduce la concepción tradicional de espinas y líneas maestras, similar a la que tienen en la naturaleza las hojas de los árboles, para garantizar la evacuación del agua.

Últimos trabajos en la plaza del Grano. RAMIRO

No hay en la superficie cemento, como se llegó a alertar desde los opositores al proyecto, puesto que su dosificación queda diluida en tan sólo una parte por cada cuatro de cal, seis de arena lavada y seis de arena de piñoncillo y sólo bajo las espinas, que son las líneas centrales de evacuación. En el resto de espacios, que se corresponden con las maestras y el alomado, no aparece por ningún sitio el material, que también ha desaparecido de todas las zonas en las que se había utilizado de manera indiscriminada durante años para fijar registros, cerrar zanjas de servicios o asentar las piedras que se habían desprendido por la falta de mantenimiento del espacio.

Pese a la finalización del empedrado del Grano, aún restan labores para completar la obra. Los operarios de la contrata, en la que forman UTE Domingo Cueto y Decolesa, tendrán que recebar con tierra a medida que se compacte el terreno, en el que se conserva el alomado característico de la construcción tradicional. Estos remates hacen que el consistorio maneje como apertura definitiva el domingo 17 de junio, aunque podría adelantarse la fecha si en los próximos se avanza en el cierre de los pequeños trabajos. La plaza «se irá haciendo», como explican desde la obra para explicar que en las primeras semanas se necesitará cuidar el acabado y que después es necesario cumplir con el plan de mantenimiento, hacer cumplir la prohibición de circular con vehículos por el centro del espacio y vigilar los métodos de limpieza. El verdín, que ahora es poco más que hierbinas, se asentará, prometen.

Obras finales en la plaza del Grano. RAMIRO

Así estaba la plaza del Grano antes de las obras. F. OTERO PERANDONES / SECUNDINO PÉREZ

Colocan el último canto en la plaza del Grano para cerrar 16 meses de obras