miércoles 25/5/22

El incremento desorbitado del precio de la electricidad, como consecuencia de la aplicación en el mercado regulado de los tres tramos horarios desde el 1 de julio de 2021, incrementó de forma llamativa el número de consultas sobre esta energía en la Oficina de Consumo de la Diputación. Entre el 1 de julio y el 10 de septiembre atendieron 40 consultas centradas en el servicio eléctrico, «muy por encima de las 18 registradas en el mismo periodo de 2020», enfatizan fuentes del servicio.  La incidencia en el número de reclamaciones en este sector también ha experimentado una significativa alza en el mismo periodo: de 5 en 2020 a 21  reclamaciones en 2021.

«No es que este servicio tenga capacidad alguna para actuar ante la subida de esos precios, pero sí es cierto que los consumidores afectados se han detenido más en el estudio de sus facturas, y eso ha disparado la detección de irregularidades», afirman. El disparado precio de la luz se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los consumidores en su economía doméstica.

Las consultas y quejas se disparan en la Omic provincial
Comentarios