domingo 26/9/21
La crisis del Instituto de Biotecnología

La continuidad del Inbiotec pasa porque lo absorba la fundación soriana Cesefor

La Junta negocia contrarreloj para evitar la liquidación del instituto
Una investigadora del Inbiotec, en la sede del instituto. MARCIANO PÉREZ

Una fundación de Soria tiene la llave para resolver la crisis que afecta al Instituto de Biotecnología de León, inmerso desde el mes de abril en un concurso de acreedores que complica su viabilidad. Cesefor, dedicada al sector forestal y a la investigación, podría absorberlo en los próximos días si cuaja la única propuesta que actualmente hay encima de la mesa.

Así lo comunicó ayer la empresa y el administrador concursal durante la reunión que tuvieron con los representantes de los trabajadores tras exigir estos «toda la información» sobre las gestiones hechas por las instituciones para evitar la liquidación del instituto y paralizar el expediente de regulación de empleo que implica a toda la plantilla. Hace una semana, y tras las declaraciones de la consejera Ana Carlota Amigo, pidieron una prórroga de otros quince días para explorar posibles soluciones, pero hasta ayer nada se sabía de esas negociaciones entre bambalinas que ademas de la Junta involucran a la Universidad y a la Diputación, que forman parte de la sociedad que gestiona el centro.

«Hemos tenido una nueva reunión, en la que nos han informado de que existe una vía para salvar el instituto y mantener el empleo, pero todavía tienen que confirmarse muchos aspectos para que se convierta en una realidad», señaló tras ese encuentro el secretario general de Enseñanza en CC OO, José Antonio Alegre, quien cree que se «ha perdido mucho tiempo», aunque confía en que está propuesta, al abrigo de Cesefor, sea la definitiva después de muchos meses de inconcreciones.

En este sentido, han solicitado a la empresa y al propio administrador concursal que «informen de manera puntual de todos los movimientos y conversaciones con esta fundación para no encontrarnos el próximo martes con que no pudo arreglarse este asunto», avisó el líder sindical, quien considera que, finalmente, los responsables públicos han abordado este problema «por la presión social» que había en la calle. «No era necesario esperar a última hora. Hace cuatro meses, cuando se presentó el concurso voluntario de acreedores, ya se hablaba de convertir Inbiotec en una fundación, pero no se hizo nada y ahora ya no es posible», recordó José Antonio Alegre, quien celebra que «por fin» haya una opción tangible, a pesar de que todavía se sabe muy poco de esas conversaciones que lidera la Consejería de Empleo e Industria, sobre todo respecto al marco jurídico que envolverá el acuerdo, si llega a producirse.

Sin margen
El Instituto de Biotecnología de León tiene hasta el martes para aclarar su futuro

Innovación
Esta fundación, subvencionada por la Junta, está especializada en el sector forestal

De momento al representante de Comisiones Obreras no le consta que haya otras alternativas. Ni contactos. «La mediación en estos momentos es con una fundación soriana», apuntó Alegre.

No obstante, Cesefor es mucho más que un ente autonómico sin ánimo de lucro. «Somos un centro con variados proyectos de calado internacional y además de lo eminentemente forestal hemos pasado a trabajar en innovación, en desarrollo de aplicaciones informáticas, en ecodiseño, en cooperación internacional e, incluso, en ambiciosos proyectos de promoción, valorización y organización de eventos a medida de cada ámbito productivo, por citar apenas unos ejemplos que nos dan una idea de cómo se han diversificado las líneas de trabajo del centro», describen en la página web de este organismo, que contribuye «al desarrollo sostenible del sector forestal y de la industria que transforma los recursos, con la mirada puesta en la generación de empleo, el valor añadido y la utilización, defensa y promoción de los recursos naturales», añaden.

Está regida por un patronato, en el que están representados todos los agentes del sector y del medio rural, desde los propietarios de los montes hasta las organizaciones más significativas. No obstante, la Junta es su principal aliado al haber promovido y patrocinado su fundación y mantener su apoyo, mediante sucesivos convenios. Sus patronos son la Diputación de Soria, la Universidad de Valladolid y la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León.

La continuidad del Inbiotec pasa porque lo absorba la fundación soriana Cesefor